Internacional

Rusia ataca por primera vez el principal bastión del EI en Siria

Varias de las provincias del norte sirio fueron escenario de los ataques de la aviación rusa.

BEIRUT.  Las fuerzas aéreas de Rusia bombardearon hoy por primera vez el principal bastión el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria en el tercer día de su campaña militar en el país árabe, donde ha multiplicado sus objetivos y sus ataques.

Varias de las provincias del norte sirio fueron escenario de los ataques de la aviación rusa, a diferencia de las dos jornadas anteriores en las que se limitó a bombardear Homs (centro), Hama (centro) e Idleb (norte).

Por primera vez desde el inicio de las operaciones, Rusia tuvo como blanco el principal feudo del EI en suelo sirio, la provincia nororiental de Al Raqa, dijo a la prensa en Moscú el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.

Un miembro de la organización de activistas “Al Raqa está siendo masacrada en Silencio”, que se identificó como Abu Mohamed, explicó a Efe en conversación telefónica por internet que efectivamente hubo ataques aéreos en esta provincia, pero no pudo confirmar si fueron rusos, del régimen sirio o de la coalición internacional, liderada por EEUU.

“Los bombardeos se registraron en la zona de Dabsi al Furch, al oeste de la población de Al Tabqa (en la periferia occidental de la ciudad de Al Raqa)”, indicó esta fuente.

Estos ataques se cobraron las vidas de al menos doce yihadistas sirios y extranjeros, entre los que había dos dirigentes del EI de nacionalidad iraquí y tunecina, señaló el Observatorio, que tampoco pudo verificar si fueron aviones rusos, del régimen o de la coalición.

El temor a los bombardeos llevó al EI a cerrar las mezquitas y cancelar la oración musulmana del mediodía del viernes, reveló Abu Mohamed.

Otra región objetivo de los ataques aéreos fue el este de la provincia de Homs, cerca de la localidad monumental de Palmira y en manos de los radicales.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, dijo a Efe por teléfono que la fuerza aérea rusa destruyó un almacén de armas y una base del EI en el pueblo de Al Qariatain, así como un convoy de los yihadistas en la carretera que une Palmira con la población de Al Sujna.

En respuesta a los bombardeos, el EI lanzó hoy dos ofensivas en el noreste de Siria contra los barrios dominados por el régimen en la urbe de Deir al Zur y contra las milicias kurdosirias en Yabal Abdelaziz, en Al Hasaka, que han desencadenado fuertes enfrentamientos.

También fueron bombardeadas posiciones de los radicales en la provincia septentrional de Alepo, donde los aviones rusos atacaron una base del EI y un centro de transmisiones en la localidad de Daret Ezza, apuntó una fuente militar, citada por la agencia de noticias oficial siria, Sana.

La misma fuente agregó que además fueron destruidos depósitos de combustible, municiones y armas de los yihadistas en las poblaciones de Maaret al Nuaman y Al Habit, en Idleb; así como decenas de vehículos y un cuartel del EI en Kafr Zita, en la provincia central de Hama.

Esta versión difiere de la ofrecida por activistas y opositores que sostienen que esas áreas de Idleb y Hama están en poder facciones rebeldes sirias y del Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en este país.

El Observatorio destacó que los aparatos rusos atacaron por segundo día consecutivo el pueblo de Al Latmane, en Hama y en poder del opositor Ejército de Al Aza (honor), perteneciente al moderado Ejército Libre Sirio (ELS), así como la planicie de Al Gab, en la misma provincia, y donde está el Ejército de Al Fatah.

La ONG confirmó el ataque en Maarat al Nuaman y otro en Al Rikaia, en Idleb, una provincia que está dominada casi su totalidad por el Frente al Nusra y sus aliados.

El Observatorio también indicó que en la ciudad de Jan Shijún, también en Idleb, los aviones de Rusia bombardearon un cuartel del cuerpo parapolicial de la rama de Al Qaeda.

Mientras, en el norte de Latakia, uno de los bastiones del régimen de Al Asad, la aviación rusa tuvo como objetivo las zonas de Yabal al Turcomán y Yabal al Akrad, que en el pasado han sufrido ataques por parte de los insurgentes, resaltó la misma fuente.

Ante estos bombardeos contra grupos rebeles, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, instó al Consejo de Seguridad de la ONU a adoptar una “resolución clara” para obligar a Rusia a que detenga su “agresión” contra el pueblo sirio.

Además, pidió a Rusia se abstenga de llevar a cabo ataques “que han resultado en la muerte de sesenta civiles, incluidos mujeres y menores” en Siria. (EFE/La Nación)