Realidades

Ron Perlman, el ‘monstruo’ que fue tentado por la actuación

Ron Perlman se define como un apasionado de su trabajo, un tipo soñador y que gracias al cine hoy siente estar en un lugar privilegiado en su vida

GUADALAJARA. Tras una larga trayectoria —en la que destaca la interpretación de personajes inimaginables o fantásticos, favorecido por un físico único—, el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) entregó al actor Ron Perlman el Mayahuel de Plata. A propósito de su visita a nuestra ciudad, el histrión charló con este medio sobre sus proyectos, su amor por la actuación y su relación con los cineastas mexicanos.

— ¿Cómo recibes el reconocimiento?

Estoy muy agradecido. Siento que en los últimos años he vivido una vida que va más allá de todo lo que siquiera pude haber soñado. Si le hubiera escrito una carta a Dios, lo que he recibido es mucho más de lo que pediría. En ocasiones como ésta, con gente que ama tanto el cine y se toma el tiempo de compartir su entusiasmo por mí es muy conmovedor, lo aprecio mucho.

— Uno de tus sueños fue Wing and a Prayer, tu casa productora, ¿cómo lo planeaste?

Es como mi pequeño hijo. La primera vez fue en el Banco de América, en Hollywood, donde me dieron una chequera que decía Wing and a Prayer Pictures en 1986, desde entonces ya soñaba con ello. Durante treinta años fue mi sueño involucrarme por completo en hacer películas.

— ¿Buscas estar detrás de cámaras?

Nunca dejaré la actuación, lo amo. Es un gran placer, es como hacer deporte, pero en mi caso no tengo que retirarme a los cuarenta. Siempre quise estar metido de lleno en hacer películas, y ahora finalmente estoy en eso: conseguir dinero, producir cintas. Hicimos tres este año, el próximo serán tres o cuatro. Ahí vamos.

— En tu filmografía estrenarás “The Bleeder” este 2016, ¿cómo fue el proyecto?

La película es sobre el boxeador Chuck Wepner, a quien apodaban el “Sangrador de Bayonne”, porque cada que lo golpeaban sangraba muchísimo. Nadie lo noqueó nunca. Tuvo una pelea con Muhammad Ali, que lo llevó de ser un boxeador oscuro de los clubes de Nueva Jersey a ser reconocido mundialmente. Liev Schreiber actúa en el papel principal. Supe del proyecto y me interesó por varias cosas: primero porque vi todas las peleas de Ali. Y también porque me encanta Liev como actor, y quería trabajar con él.

— ¿Llevas una buena relación con Guillermo del Toro?

Eso creo, hemos hecho seis películas juntos. Ojalá me siga queriendo.

— ¿Hay algo cercano? Como los rumores de una cinta más de “Hellboy”

Aún es muy temprano para hablar los planes que tenemos a futuro. Guillermo y yo tenemos la idea de seguir colaborando, ya hallaremos formas de trabajar de nuevo. Cualquier cosa que hace en su carrera siempre piensa en mí.

— ¿Qué opinas de los cineastas mexicanos?

Me iría para atrás si me llamara Cuarón o Iñárritu, los admiro mucho. Pero hay más directores mexicanos impresionantes, jóvenes. Soy fan de los que hacen cine independiente. Lo bonito con Cuarón, Iñárritu y Del Toro es que continúan haciendo películas independientes, pero con el dinero de los estudios. Siguen haciendo cintas importantes, muy raras, pero con más recursos. Eso lo considero esencial.

— ¿Cine o televisión?

Para mí el cine o la tele es lo mismo, desde la actuación. Ahora insisto en estar más en la televisión, porque está pasando por un periodo sorprendente de la narrativa. Las historias son más arriesgadas de lo que hacían las tres grandes cadenas de antaño (NBC, CBS, ABC), que sólo hacían series de policías o doctores. No podían usar malas palabras ni hablar de sexo. En este nuevo terreno la narrativa es más interesante: no hay nada que no se pueda decir, hacer o intentar.

Asume el reto
Un proyecto reciente para televisión de Ron Perlman fue “Hand of God”, serie en la que interpreta a un juez corrupto. Sobre este trabajo, comentó: “Es muy original, uno de los papeles que más retos me ha impuesto. El tipo es muy complicado, a la vez tiene mucho dolor, pero tiene una gran vida. Fue un gran ejercicio para alguien como yo, que busco retos”. (Internet/La Nación)