Actualidad

Romo: Retorno a las armas en las FARC es ‘gravísimo contra la paz’ y tendrá ‘efectos en Ecuador’

La ministra de Gobierno de Ecuador, María Paula Romo, se pronunció la mañana de este jueves sobre la decisión de varios exnegociadores de paz de las FARC de retomar las armas.

Calificó la noticia como «un anuncio gravísimo contra la paz y la seguridad de Colombia con efectos en Ecuador y la región», a través de su cuenta de Twitter.

Colombia amaneció este 29 de agosto con la confirmación de uno de sus peores temores. Iván Márquez, quien fuera el jefe negociador de las FARC en los diálogos con el Gobierno y se encuentra en paradero desconocido desde hace un año, reapareció de madrugada en un video junto con otros excomandantes de la extinta guerrilla para anunciar “una nueva etapa en la lucha armada”.

El mensaje acrecienta las preocupaciones en torno a la frágil implementación de los acuerdos de paz, alcanzados hace tres años. “Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente. Por eso la lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas”, afirma Márquez en el vídeo en el que aparece al lado de una veintena de hombres armados con fusiles.

Lo acompañan otros dos importantes líderes de las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que se habían apartado de sus compromisos con la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP): Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich, requerido por la justicia señalado por narcotráfico, y Hernán Darío Velázquez, El Paisa, que lideró una de las estructuras más cruentas de la insurgencia.

Márquez asegura que la decisión de volver a las armas “es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana” y que buscarán alianzas con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Ya la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, había advertido que las disidencias operaban en 85 municipios, están agrupados en 23 estructuras y cuentan con 1.800 guerrilleros además de 300 nuevos reclutas.

Según los investigadores, la creación de una nueva guerrilla es uno de los escenarios más delicados de cara al futuro.