Opinión

Romina Miraglia: Más que una maestra, es amiga del perro

El adiestramiento canino, es el arte y la ciencia de comunicarse y negociar con los perros.

GUAYAQUIL. Luego de culminar sus estudios de en la Starmark Academy, en las afueras de Austin capital de Texas y del condado de Travis, localizada en el suroeste de Estados Unidos, Romina Miraglia, se planteó como objetivo primordial trabajar en su verdadera pasión. El comportamiento canino. Ella es la primera mujer ecuatoriana en obtener el título de Especialista en Entrenamiento y Comportamiento Canino, así con la experiencia ganada con el estudio, creó su empresa dedicada a la enseñanza de la mascota.

A través del adiestramiento se crea una unión entre perro y maestro. “Los perros son mi pasión. Decidí arriesgarme a algo que me gusta”, expresó Romina, quién mediante un estudio de mercado encontró que en el Ecuador no existía alguien dedicado explícitamente a la educación del perro.

Cuenta como experiencia vivida en los Estados Unidos, que su trabajo fue extenuante durante 3 meses de manera intensiva. Sus clases empezaban desde las 06:00 am y terminaban cerca de las 22:00 pm.

“La experiencia fue dura. Trabajé muchas horas al día bajo el sol, con tierra, lodo (…) estar sumamente activa, algo que requiere mucha constancia, físico y que es verdaderamente satisfactorio”, enfatizó Miraglia, quien añadió también, que su compañero de equipo en EE.UU fue su perro llamado Dylan.

Actualmente Romina tiene dos canes: Dylan y Layci, esta última fue adoptada por esta emprendedora en su estadía en la academia. Ella trabaja desde domicilio y sus materiales de trabajo son unas pequeñas camas, correas, collares, que son herramientas necesarias para la educación de sus clientes de cuatro patas.

“Es importante que el dueño se involucre mucho con el perro, he trabajado con alrededor de 50 perros desde que arrancamos con el emprendimiento. Se coordina una evaluación previa con el dueño del can, y a partir de aquello se trabaja de lunes de viernes por una hora diaria” resaltó Romina quien manifestó también que tiene clientes en toda la ciudad, y los interesados pueden escribir a sus red social Instagram, @rominamiraglia, para requerir sus servicios.

El trabajo que realiza esta emprendedora es de alrededor de un mes, pero si existe un perro que requiera más tiempo se lo da, así de esta manera se establece el precio de cada clase.

El objetivo que se ha propuesto para su marca es tener más adelante una Academia dedicada a la educación de los perros, y que las mascotas vayan directamente al espacio dedicado para ellos. Además de seguir incentivando el cuidado hacia los animales.

“El secreto del éxito está en el estudio” frase clave que identifica a Romina, quien a lo largo de su carrera como Especialista en Entrenamiento y Comportamiento Canino ha sabido ganarse espacio en el Ecuador imponiendo su marca con nombre propio. (AGS/ La Nación)