Realidades

Romántico reencuentro a dos voces

Noel Schajris y Leonel García engalanan el Auditorio Telmex tras siete años de ausencia sobre los escenarios

GUADALAJARA. Miel y tragos amargos. Romanticismo y desencanto. Aplausos y una que otra lágrima. Así fue la velada que ayer se vivió en el Auditorio Telmex gracias a Noel Schajris y Leonel García, el dueto que tras siete años de ausencia sobre los escenarios volvió a unir voces, cuerdas, pianos y sentimientos para asegurar que la fuerza de Sin Bandera sigue más vigente que nunca.

Pese a que los cantautores siguieron frente a los micrófonos de manera independiente tras anunciar que Sin Bandera se tomaría un receso en el estudio, el público manifestó que prefiere la sinergia que ambos intérpretes comparten al recordar temas del dueto.

El recinto, con llenó total, albergó a público de todo tipo, desde aquellas parejas que imploraban por cantar temas como Kilómetros, hasta aquellos solitarios que a pulmón abierto pronunciaban la lírica de Ves.

Hasta el cierre de esta edición, Sin Bandera dio cátedra de cómo marcar estilo en el universo de las baladas al sumar sonidos bohemios con el saxofón; de cómo Noel puede enloquecer al público al bajar sorpresivamente a las butacas desde los primeros minutos del show; de cómo Leonel despierta halagos al recorrer cada centímetro del escenario; de cómo deben cantarse en vivo Amor real, Para siempre tal vez, Y más te amo.

Sin Bandera tenía la consigna no sólo de complacer las peticiones, de revivir Sirena, Entra en mi vida y Suelta mi mano, también de presumir sus recientes creaciones pertenecientes a Una última vez, de la que ya se desprenden temas como En ésta no. (Internet/La Nación)