Opinión

Roma: De la secretaría de Seguridad

 

Entendí que dicha Secretaría, fue creada con el ánimo de generar una mayor integración y coordinación, en las dos instituciones claves de la Seguridad Nacional, esto es: Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Por décadas, ha existido prejuicios, discriminaciones, conflictos y hasta peligrosos enfrentamientos, entre policías y militares, que ventajosamente en estos últimos años, poco a poco se han logrado limar, superar, dosificar, al punto de digerir por parte de los militares, que en materia de seguridad interna, le corresponde a la Policía Nacional, liderar la misión constitucional, y ser una fuerza de apoyo a la policía, el rol que debe cumplir las Fuerzas Armadas.

Por años para no «someterse» a ese rol de apoyo, las FFAA han expresado no estar capacitadas para ejercer ese rol, bajo el argumento de no tener el suficiente entrenamiento, y que el que reciben supuestamente es para eliminar al enemigo, cuestión verdaderamente inverosímil, falaz y torpe, pues el soldado es entrenado en diferentes tácticas, especialidades, disciplinas, tecnologías, inteligencia, electrónica, por lo que argumentar no estar apto para ese rol, menoscaba su formacion, profesionalismo e idoneidad.

Que por el tipo de amenazas, sus medios (armas y equipo táctico) no sea el más adecuado a los fines, es cuestión diferente y para ello, desde mi visión, siempre sugerí el fortalecimiento de la policía militar, para el apoyo permanente de Fuerzas Armadas en el rol que lidera la Policía Nacional, o de la creación de los CARABINEROS (rama de las FFAA) para su participación en el combate de la criminalidad en la seguridad interna. Ejemplo de esta participación Chile, Italia, etcétera…

Esta debió ser la tarea de la secretaria de seguridad, ver con agudeza e intuición, cómo utilizar al servicio del Estado, una institución realmente vital y a su vez costosa, que pueda en tiempo de paz, convertirse en un elemento fundamental, en el combate contra los terroristas, crimen organizado, narcotráfico, etcétera…

Para aquello, no necesitaban reformas constitucionales, bastaba un decreto del Presidente, o de una Ley creando tanto al cuerpo de Carabineros o de la Policía Militar, cómo fuerza al servicio de la seguridad interna, integrada por elementos de las Fuerzas Armadas, y bajo la dirección de la secretaria de Seguridad…

A partir de esta tarea específica, la secretaría toma un rol y consistencia, dentro de las instituciones que integran los elementos vitales de la seguridad nacional, para fortalecer el Frente, que debe combatir de manera permanente todas las amenazas y enemigos de la paz, el orden y la seguridad…

Cualquier argumento extraño o antojadizo por parte de cualquier supuesto experto en materia de seguridad, que ha propósito valga la oportunidad para aclarar, tener una compañía de seguridad, o liderar un equipo de guardaespaldas, no te convierte en experto de seguridad nacional, estratega, asesor de guerra o planificador, cuidado con los falsos positivos, que existen en todas las disciplinas, profesiones y carreras…

Semper Fi.