Actualidad

Rodas: simulacro fue positivo se cumplieron con todos los protocolos de seguridad

Los habitantes de la zona  salieron de sus viviendas para dirigirse a los distintos sitios de refugio.

QUITO. Tal como estaba previsto, este domingo 5 de febrero del 2017, a las 09h00, en el Valle de los Chillos, el Alcalde de Quito, Mauricio Rodas, dio inicio al Simulacro de Evacuación del Volcán Cotopaxi. Al recibir la notificación de la Secretaria de Riesgos sobre el cambio de alerta de naranja a roja, dispuso el encendido del Sistema de Alerta Temprana y la evacuación de los ciudadanos.

Seguidamente desde la sala de Situación del COE Metropolitano, de acuerdo a las indicaciones del Alcalde se procedió a la activación de las  alarmas. Los habitantes de la zona  salieron de sus viviendas para dirigirse a los distintos sitios de refugio.

Con el sonido de las sirenas, desde el sector de Playa Chica,  el Alcalde Rodas, junto al los moradores del sector,  se dirigieron al Centro de Reposo San Juan de Dios, espacio en el cual se instaló el Puesto de Mando Unificado, desde allí indicó que este simulacro es el número 46 que se realiza con los distintos tipos de amenazas naturales que existen en el Distrito Metropolitano. Se han realizado simulaciones relacionadas con sismos, incendios forestales, amenazas del volcán Cotopaxi entre otros.

Al agradecer a los participantes en este simulacro, dijo que es fundamental seguirlo haciendo para estar debidamente preparados para saber qué hacer, antes, durante y después de una emergencia. Lo primero es reconocer el apoyo de la ciudadanía y seguir participando  de  este tipo de ejercicios que son muy importantes para proteger nuestra vida.

“Estamos muy contentos con el resultado de este simulacro que es el más grande que hemos hecho, porque en el mismo activamos las 9 zonas de riesgo de lahares en que está dividido el Valle de Los Chillos. Es la primera vez que hacemos un simulacro de manera simultánea con estas 9 zonas” agregó.

Al señalar que el simulacro ha tenido un importante nivel de participación ciudadana, dijo que este ejercicio ha sido muy positivo porque se puso a prueba los diferentes protocolos de seguridad como rutas de evacuación, ubicación de puntos de encuentro.  En el Valle de Los Chillos existen 17 puntos de encuentro a los que llegaron los ciudadanos que participaron en el simulacro.

Indicó que en este simulacro en el que participaron cerca de 1.500 efectivos del Municipio de Quito, se puso a prueba las acciones de los planes familiares de emergencia de los cuales desde el 2015 se han entregado 450 mil.

Señaló que a las 8h30, a partir de la alerta naranja se puso a prueba también el Plan de Movilidad.  Fue muy positivo ya que los 5 carriles  centrales de la Autopista General Rumiñahui, tuvieron un sentido unidireccional desde el Valle hacia Quito y se dejo solamente los carriles de los extremos para los vehículos que bajaban desde Quito hacia el Valle.

Gracias a la colaboración del Gobierno de la Provincia de Pichincha, durante el tiempo que duro el simulacro, con el Plan de Movilidad el peaje estuvo libre de costo, lo cual fue importante  para contribuir  con el resultado de este ejercicio. Estamos muy contentos porque el efecto del Plan de Movilidad es positivo.  Las  mediciones en cuanto a circulación  de vehículos que el adecuado para una situación de emergencia.

Las personas que participaron en el simulacro y tomaron las rutas de evacuación  realizaron tiempos de traslado desde su hogar hasta los puntos de encuentro que fue entre 6 a 32 minutos. Son tiempos satisfactorios que nos  permitirían cubrir la seguridad de todos en caso de una  erupción del Cotopaxi.

Indicó que ha sido un simulacro muy positivo porque nos sigue preparando para una eventualidad.  Este debe ser un ejerció constante.

Este tipo de ejercicios son importantes es para ir calibrando, mejorando, optimizando todos los instrumentos y mecanismos  que tenemos.  Ello permite  cada vez estar mejor preparados tanto con nuestros equipos técnicos, como también en cuanto al nivel de conocimiento de la ciudadanía en respecto a lo que debe hacer.

Anunció que en 4 meses se realizará un nuevo simulacro en la zona de los Chillos, y se continuara poniendo a prueba los diversos mecanismos. Luego del proceso electoral se realizara un gran simulacro en el Estadio Olímpico Atahualpa para probar en ese caso el nivel  de conocimiento de los ciudadanos en caso de un sismo.  Agradeció la participación de todas las entidades que participaron en este simulacro

El Secretario de Seguridad y Gobernabilidad, Juan Zapata, destacó la coordinación interinstitucional no solo con el Municipio de Quito, sino también con todos los organismos participantes. Tras el simulacro se acogerán los errores para solucionarlos ya que para eso son los simulacros, no hay simulacro perfecto.

Indicó que en el simulacro participaron: la Policía Nacional, Ejercito Ecuatoriano, Secretaria  de Riesgos, Ministerio de salud, Ministerio de Inclusión Social, Policía Metropolitana, Cuerpo de Bomberos, Agencia de Transito, Dirección de Riesgos COE Metropolitano, ha sido un dispositivo muy grande que se movilizo este domingo.

El Comandante del Cuerpo de Bomberos,  Eber Arroyo, dijo que este tipo de operativos tienen que seguir realizandose con el fin de generar una cultura de seguridad en la comunidad, para que las personas sepan que hacer, como hacer, a donde dirigirse.

Participantes:

Alfred Epick, alemán residente en el Valle de los Chillos desde hace 18 años, destacó la importancia de participar en el simulacro puesto que este ejercicio sin duda les sirve para saber cómo deben actuar al momento de una emergencia. Felicito a las autoridades municipales por llevar adelante estas tareas de seguridad.

Desde su casa hasta el lugar de encontró hizo 26 minutos, dijo que quiso saber el tiempo que se demoraba en llegar a un lugar seguro, sin correr yendo a una velocidad normal.

Según Tatiana Silva, es bueno realizar un simulacro para que la gente este prevenida y no se pierden vidas.  Agradeció a las autoridades por el servicio que están dando.  Se debe continuar impulsando a la gente para que no se quede en la casa y salve la vida.  Desde su casa hasta el lugar de encuentro hizo 20 minutos.

Para Wilson Ruiz, de 65 años, los simulacros son muy importantes porque permite realizar una práctica que les puede salvar la vida. Se mostró muy contento de que el Municipio de Quito, lleve adelante este tipo de simulaciones porque pudo  confirmar  que en 20 minutos estaría salvando su vida en el caso de producirse una emergencia. (Agencia de Noticias Quito/LA NACIÓN)