Economía

Riobamba cuenta con nueva planta de quinua

El trabajo de Maquita beneficia alrededor de 3.000 familias de cuatro cantones de Chimborazo e Imbabura, la mayoría del sector indígena.

RIOBAMBA. Un día emotivo se vivió en la parroquia de Calpi, en Riobamba, a propósito de la inauguración de la planta de procesamiento de quinua orgánica Maquita, quien tuvo como representantes al padre, Graziano Masón y a María Jesús Pérez, directora Ejecutiva de la Fundación MCCH.

Con una inversión de $ 600 mil y en una extensión de 1.900 metros se levanta la infraestructura que acogerá a 750 productores de 53 comunidades de los cantones Alausí, Riobamba, Colta y Guamote.

Parte de la tecnología instalada es de origen ecuatoriana, a través de la cual el cereal es sometido a un proceso de limpieza, lavado, secado y empacado. Esta maquinaria permitirá optimizar el tratamiento de la quinua y aprovechar su uso para otros productos de exportación.

El mayor porcentaje de la quinua de Maquita estará destinado a los mercados de Inglaterra y Australia, donde actualmente tiene presencia y con expectativas de llegar a los Países Bajos, Noruega, entre otros.

El padre Masón resaltó el trabajo de las organizaciones indígenas, a las que agradeció por contribuir a que la planta sea una realidad. “Lo han hecho juntos creyendo en esta tierra, en la justicia, en la hermandad”.

Por su parte, María Jesús Pérez recordó que son 30 años de la institución que ha impulsado su labor con calidez y transparencia al servicio de las organizaciones. Recordó a Monseñor Leonidas Proaño, como inspirador de las comunidades indígenas y su compromiso con los pobres, al tiempo que invitó a continuar trabajando con su filosofía y sumando esfuerzos para lograr una sociedad más equitativa.

La viceministra Vallejo manifestó que el sueño de tener esta planta se veía venir no solo por la generación de políticas, sino dado el compromiso y la convicción de Maquita y de todos los productores de quinua, de que este tema era importante para el Ecuador.

“Este tipo de iniciativas le hace bien al país para incrementar la producción de quinua. Es posible generar mayor oferta exportable de productos nativos, que tienen ventaja competitiva, por lo que tenemos confianza de posicionarnos en el mercado internacional”, dijo.

En ese sentido, ratificó el apoyo del Ministerio de Comercio Exterior (MCE) y Pro Ecuador, a los pequeños productores para un mejor aprovechamiento del producto. En los dos últimos años se registró un incremento del número de hectáreas de este cereal, en tanto que las exportaciones al mundo suman pasaron de 40 mil toneladas métricas a alrededor de 800 toneladas. El producto llega a países de Europa, entre ellos Alemania, España, Inglaterra y también Líbano.

El trabajo de Maquita beneficia alrededor de 3.000 familias de cuatro cantones de Chimborazo e Imbabura, la mayoría del sector indígena.

En el evento también estuvieron presentes representantes del MAGAP, Ministerio Coordinador de la Producción (MCPEC) Agrocalidad, Universidad Politécnica del Chimborazo, etc. (MCE/DO/La Nación)