Realidades

Rihanna estrenó un avance de su nueva canción

La estrategia de la intérprete de Diamonds para promocionar su nueva canción implicó un despliegue por la totalidad de sus redes sociales.

EE.UU. La consolidación de esta incipiente sociedad vino a principios de febrero, cuando Madonna lanzó de forma exclusiva a través de Snapchat, la popular app para tomar y modificar fotografías, el video de su single Living for love. La reina del pop no era la primera artista en estrenar un videoclip a través de Snap Channel, la plataforma de video de la aplicación, pero claramente fue el nombre de mayor perfil en hacerlo.

Ayer fue el turno de Rihanna, quien usó una red social de apenas unos cuantos meses de existencia para lanzar un nuevo single. Los fanáticos que quisieron ser los primeros en escuchar Bitch better have my money tuvieron que acudir a la aplicación Dubsmash para poder tener acceso a la canción, o por lo menos, parte de ella, ya que la cantante subió adelantos del tema a la plataforma, antes de que se pudiera escuchar de forma completa a través de internet, y obviamente, descargar por iTunes.

Dubsmash, disponible oficialmente desde noviembre, permite mandar videos de los usuarios sincronizando sus labios al ritmo de una popular frase, o fragmento musical, y que a principios de marzo ya ostentaba a más de 20 millones de personas registradas, cifra al parecer suficiente para llamar la atención de la cantante de Barbados. La estrategia de la intérprete de Diamonds para promocionar su nueva canción implicó un despliegue por la totalidad de sus redes sociales.

Tanto por Twitter, donde posee 42 millones de seguidores, siendo la octava artista con el mayor número en la plataforma, como Facebook, donde posee su página oficial tiene más de 82 millones de “Me Gusta”, Rihanna publicó el link para descargar la aplicación, prometiendo una nueva canción. El día anterior, además, había usado su Instagram para revelar que realizaría un lanzamiento importante este jueves.

La tendencia todavía no es absoluta, pero pareciera que cada vez nombres de mayor calibre en la industria musical se suman a la moda de realizar alianzas con el mundo digital para sacarle mayor partido a la promoción de sus discos. Ya en 2013 Jay-Z realizó una movida inédita, cuando su álbum Magna carta…Holy grail fue lanzado de forma gratuita y exclusiva para los usuarios de dispositivos Samsung que bajaran una aplicación creada para la ocasión, logrando que el disco llegara rápidamente al límite de un millón de descargas. (Internet/La Nación)