Economía

Riesgo país de Ecuador a la baja por nuevo panorama tributario que allana camino para un acuerdo con el FMI

El riesgo país de Ecuador cayó nuevamente por debajo de los 1.700 puntos, tras la aprobación de la ley tributaria para el financiamiento del conflicto armado interno en contra de las bandas narco criminales. El martes 6 de febrero, luego de la sesión de la Asamblea en la que se aprobó parcialmente la ley, ese indicador se ubicó en 1.675 puntos.

Esta cifra es menor en 68 puntos a la registrada el día anterior que fue 1.743 puntos. Esos niveles han sido menores a los registrados el pasado 9 de enero, cuando Ecuador debió declarar la guerra interna tras la arremetida violenta de las bandas, entonces el riesgo país estaba en

Pero ahora la Asamblea Nacional dio el visto bueno para una serie de reformas legales a través de contribuciones de la banca, de empresas y subida del impuesto a la salida de divisas (ISD) para financiar la guerra interna y -aunque no de manera expresa- para dar un respiro a las golpeadas finanzas públicas. Aunque rechazó el incremento al impuesto al valor agregado (IVA) propuesto por Daniel Noboa, con los votos de Revolución Ciudadana, Pachakutik y socialcristianos, la Asamblea dejó abierta la posibilidad de que el presidente se ratifique en su texto sobre el incremento al IVA mixto: 1 punto permanente y dos puntos temporales.

Sobre el tema, el secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), Jaime Carrera, explica que lo aprobado por la Asamblea da un cierto respiro a las finanzas públicas, pero con medidas parche que no resuelven los problemas fiscales estructurales. Sí ha bajado el riesgo país por esta causa, pero aún sigue en niveles muy altos que hacen imposible acceder a crédito internacional desde los mercados.

Para Carrera, los ingresos que ha proyectado el Gobierno a través de las leyes tributarias estarían en el orden de $ 1.543 millones. Esto incluye el incremento de un punto del IVA de marzo a diciembre que sería de apenas $ 361 millones y $ 210 millones del incremento del ISD del 3,5 % al 5 %. Además, considera que podrían entrar unos $ 570 millones de temas extraordinarios, como la venta del espectro radioeléctrico ($ 400 millones) con las telefónicas y las utilidades del oro.

Sin embargo, la economía ya venía con menores ingresos tanto porque ya se terminó la contribución de las empresas aprobada en anteriores gobiernos y porque el gobierno de Guillermo Lasso retrocedió en la reforma tributaria que establecía un incremento del impuesto a la renta (IR).

En este sentido, pese a las medidas tomadas el déficit será de unos $ 6.000 millones, según Carrera, pero también considera que este esfuerzo que está haciendo el país sí podría ayudar en la conversación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que, a su vez, los multilaterales piensen en una posibilidad de apoyar al país que requiere importante financiamiento, incluso para cumplir con los pagos de créditos de multilaterales e intereses de bonos basura. Sin embargo, Ecuador todavía tiene que hacer un plan serio de al menos tres años que garantice el buen uso de los fondos y la sustentabilidad de la economía. Para Carrera las necesidades de financiamiento estarían en $ 20.000 millones.

Entre tanto, considera que por el lado del gasto público es deseable que se hagan recortes, aunque considera que no será fácil por su inflexibilidad: antes que bajar los sueldos en 2024 subirán por efecto de la contratación de más médicos, maestros y policías.

De acuerdo con la banca de inversión Barclays, el proyecto de ley tributario modificado que no incluía un aumento del IVA podría recaudar $ 425 millones. El presidente ejerció un veto parcial inmediato y devolvió un IVA modificado, propuesta que podría sumar hasta un 1 % del PIB. Así se considera que el IVA sigue vivo y que será difícil bloquearlo. En todo caso, considera que los riesgos siguen siendo grandes.

Esta banca internacional considera que una posible aprobación del proyecto de ley de impuestos podría allanar el camino para que el Gobierno alcance un acuerdo con el FMI. Las autoridades ecuatorianas han expresado abiertamente su voluntad de buscar un programa del Fondo y existe un fuerte interés geopolítico en apoyar los esfuerzos del régimen para contener la crisis de seguridad de la nación.

Para los analistas de Barclays, un posible programa podría requerir un ajuste de aproximadamente 3 puntos porcentuales del PIB, incluidas medidas fiscales y reducciones de subvenciones. (

Fuente:www.kchcomunicacion.com