Economía

Revisión de subsidios a combustibles y reajuste de masa salarial, en Carta de Intención entre Ecuador y FMI

Asimismo, se prevé una reforma al sistema tributario y una reducción del gasto público de capital y bienes

El reajuste de la masa salarial del sector público, la optimización del sistema de subsidios a los combustibles, la reforma al sistema tributario y una reducción del gasto público de capital y bienes; son algunas acciones que tomará el Gobierno Nacional y que constan en la Carta de Intención que presentó el Ecuador para llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que fue firmada por el ministro de Finanzas, Richard Martínez, y la gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Verónica Artola.

La Carta de Intención expone una serie de compromisos que se asumen por parte del Gobierno para garantizar una administración prudente de los dineros que se reciben tanto del FMI como de los multilaterales. En total son USD $10.200 millones en tres años.

Una de las principales medidas es la reducción del déficit primario no petrolero del sector público no financiero, incluyendo subsidios a los combustibles, en 5% del PIB durante los próximos 3 años. Así, entre los pilares del ajuste menciona una cuidadosa reducción de la masa salarial.

Para ello, dice que solo se renovará uno de cada dos contratos que expiren en los sectores no sociales y se buscará armonizar salarios de los empleados públicos con los del sector privado. Y confirma que se actualizarán tarifas por servicios al ciudadano en entes públicos.

En cuanto a los subsidios a combustibles, se buscará la normalización de los precios del diésel industrial. También se prevé la monetización de activos, que no es otra cosa que la concesión de la administración de ciertos activos o empresas del Estado al sector privado, pero cuya propiedad seguirá siendo pública.

Según el texto, gradualmente se eliminaría el “distorsionante” impuesto a la salida de divisas (ISD), una vez que haya estabilidad macroeconómica y se hayan fortalecido las reservas.

El compromiso con el FMI pasa también por hacer una serie de reformas estructurales que tienen que ver con fortalecimiento de la dolarización y el Banco Central.

Pese a las medidas, en un documento publicado en su web, el FMI espera una caída en el crecimiento del país en 2019 de -0,5% del PIB. Aunque la cifra podía llegar, en un escenario positivo, a 0,5% del PIB.

En las previsiones se ve también un incremento del desempleo que pasaría del 3,7% en 2018 a 4,7% en 2020. Además, se liberaron documentos del Artículo IV en los cuales se revela una situación compleja que no se origina en el 2018, sino que se arrastra hace varios años.

Sobre el tema, el expresidente de la República, Rafael Correa, también se pronunció. “Como era obvio, pese a que el Gobierno trató de ocultarlo, “acuerdo” con el FMI obliga a quitar casi todos los subsidios, pero a los ricos les eliminarán impuesto a salida de divisas. Los pobres no mandan plata al exterior. Generarán más pobreza, desigualdad y 0 crecimiento”.

(JPM)

Fuentes: El Universo – Twitter Rafael Correa

Ecuadorinmediato.com