Realidades

Resurge Reyli del alcoholismo

El cantautor volvió a la música con motivo de la visita del Sumo Pontífice a Chiapas

MÉXICO. A seis meses de ingresar a una clínica de rehabilitación para tratar sus problemas con el alcoholismo y las drogas, el cantautor Reyli Barba “resurgió” para estar en los eventos multitudinarios por la visita del Papa Francisco a Chiapas, con lo que celebra su primer concierto “de camino a la paz”.

En charla que sostuvo a un programa de televisión, el cantante aceptó que empezó a “echarle al trago desde los 11 años. A los 43, ya no tenía ganas de seguir por este camino”, reveló al programa al hablar sobre su recuperación y su actuación frente al Papa.

“El 8 de enero salí y ahora estoy celebrando mi primer concierto de camino a la paz”, comentó.

El ex vocalista del grupo Elefante admitió que en algún momento intentó alejarse de los vicios, pero “salía y me tomaba un mezcal y un toque de marihuana”.

El intérprete de “admitió que en algún momento intentó alejarse de los vicios, pero sus esfuerzos no fueron auténticos: “Esta es la primera vez que acepto que quiero sanarme. La vez anterior nunca acepté que yo quería cambiar; salí, me tome un mezcal…”.

“Aceptando mi alcoholismo y aceptándolo como una verdadera enfermedad, Dios me dio fuerza para no tener miedo”, relató Reyli, quien también dijo que la visita que recibió de su hijo Gerónimo lo ayudó a alejarse de sus adicciones. “Ahora sí le digo a Dios ‘dame vida’. Yo en verdad soy otra persona”, puntualizó.

El cantante le cantó ayer al Papa la canción “Lek milatalxa” (“Qué bueno que ya llegaste”, en tzotzil).

Señaló que para componerla se inspiró en su fe: “Soy un hombre de fe, adorador de la fe, del espíritu Santo, de Dios, de Jesucristo, aunque creo que el mundo muy pronto se va ser una alianza, un mundo ecuménico en el cual todos prediquemos el amor que es lo más importante, que es para mí la religión de las religiones y ‘Lek milatalxa’ es una canción con la que le damos la bienvenida al Papa, le decimos qué bueno que ya llegaste, gracias por venir a darnos tu amor, tu ejemplo”. (Internet/La Nación)