Internacional

RESUMEN: Milei pide dejar atrás diferencias partidarias y trabajar para que Argentina vuelva a ser «potencia mundial»

BUENOS AIRES,  El presidente de Argentina, Javier Milei, encabezó este jueves 2 de junio, el acto de conmemoración del Día de la Bandera y el 204º aniversario del fallecimiento del héroe de la independencia Manuel Belgrano, actividad en la que convocó a dejar atrás las diferencias partidarias y a trabajar para que el país sudamericano vuelva a ser una «potencia mundial».

«Quiero aprovechar este día para convocar a todas las autoridades políticas, los gobernadores de las provincias argentinas, los dirigentes de los principales partidos políticos, los expresidentes de la Nación, los miembros de la honorable Corte Suprema de Justicia, empresarios, trabajadores y, por supuesto, a toda la ciudadanía argentina, a que nos encontremos la noche del próximo 9 de julio en Tucumán (norte) para firmar el Pacto de Mayo y finalmente empecemos juntos a dar vuelta la página de nuestra historia», expresó el mandatario.

Milei encabezó la ceremonia en la ciudad de Rosario, 300 kilómetros al norte de Buenos Aires (capital) junto al gobernador de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y el intendente (alcalde) de Rosario, Pablo Javkin.

«Depongamos las anteojeras partidarias y trabajemos juntos para volver a ser una potencia mundial», pidió Milei, quien instó a la dirigencia a desprenderse de sus intereses particulares.

El mandatario, quien asumió la Presidencia en diciembre pasado, expresó su deseo de que «este año sea recordado en la historia argentina como el punto de inflexión en el que volvimos a empezar a ser grandes».

Durante su discurso el Presidente reivindicó la figura de Belgrano, creador de la bandera argentina, por ser un «ejemplo de austeridad y honradez en el ejercicio de la autoridad pública».

El prócer falleció el 20 de junio de 1820 y desde el año 1938 cada 20 de junio es un día festivo en el país para homenajear su figura y legado.

Milei, que estuvo acompañado por la vicepresidenta Victoria Villarruel y ministros de su Gabinete, aseguró que «Belgrano era un maximalista de la libertad, eligió no renunciar a la bandera, aún a pesar de las órdenes de Buenos Aires, porque la libertad no pide permiso, la libertad se impone. No se esperan las órdenes de ningún burócrata que especula con qué conviene».

«Belgrano murió pobre, sin poder cobrar el dinero que el Estado le debía en conceptos de sueldos como general. No es un invento de las últimas décadas que los políticos le falten el respeto a los uniformados que ponen el cuerpo por la patria, sino una tradición, lamentablemente, que debemos terminar», señaló el mandatario.

Agregó su aspiración para que la bandera de Argentina flamee «alto en el cielo, orgullosa entre las naciones más prósperas de la tierra» e instó a trabajar para que el país sudamericano vuelva a «ocupar el rol que alguna vez supimos conseguir».

Cada 20 junio, además, los alumnos de las escuelas de todo el país prometen lealtad a la bandera, cuestión a la que también se refirió el mandatario.

«El juramento a la bandera es un momento sagrado para los argentinos, porque la bandera es, de alguna forma, la encarnación de la patria y, en consecuencia, la forma más tangible de jurar lealtad a nuestra tierra», señaló.

En ese marco, Milei aseguró que «para poder alcanzar el sueño de una Argentina próspera y libre es fundamental que todos aquellos que compartimos la causa de la libertad, que todos aquellos que entendemos que la Argentina tiene que volver a abrazar las ideas que nos hicieron grandes».

De acuerdo con una proyección que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer esta semana, el Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina en 2024 se contraerá un 3,5 por ciento.

La bandera argentina, con sus distintivos colores celeste y blanco, fue adoptada oficialmente el 25 de julio de 1816 por el Congreso de Tucumán, poco después de la declaración de la independencia, lo que ocurrió el 9 de julio de aquel año.

En 1938 el Congreso Nacional sancionó la Ley 12.361 y fijó el 20 de junio como Día de la Bandera.

La bandera argentina fue izada por primera vez el 27 de febrero de 1812 a orillas del Río Paraná, en la ciudad de Rosario, por el propio Belgrano, en el mismo lugar donde se celebró este jueves el acto oficial.

Fuente:  XINHUA