Economía

Resumen del mercado global del espárrago

La temporada de espárragos ha sido difícil hasta ahora, según los informes que llegan de todo el mundo. Debido al frío en primavera, tanto en Europa como en Norteamérica, la producción se ha retrasado y los volúmenes se han reducido en muchos países. Esto no ha sido bueno para los precios, ya que la demanda es más baja de lo habitual, concretamente en comparación con los tiempos pre-COVID. Debido a los retrasos en las regiones de cultivo más tempranas, una vez que las temperaturas han aumentado, la llegada de las producciones ha coincidido con la de muchas otras, lo que ha provocado una mayor presión sobre los precios en el mercado mundial.

España: Un 30% menos de producción debido a una primavera fría primavera
La temporada de espárragos verdes terminará en unas dos semanas en Granada, la mayor zona productora de España. La cosecha comenzó con unas dos semanas de retraso debido a las bajas temperaturas y al tiempo seco en la provincia. Las lluvias de la primavera paliaron un poco la escasez de agua, aunque los rendimientos han estado un 30% por debajo de lo normal este año debido a las bajas temperaturas.

Los precios han sido buenos hasta la primera semana de mayo, cuando otros países europeos comenzaron sus cosechas locales, unas dos semanas antes de lo habitual en la mayoría de los casos, debido al tiempo veraniego. Por tanto, la demanda de espárragos verdes españoles ha bajado, aunque los precios se mantienen, porque algunos retailers europeos todavía completan su oferta con producto español. En circunstancias normales, la temporada española terminaría a mediados de junio, pero este año la campaña será mucho más corta. La ola de calor que ha sufrido España esta semana también está afectando a la calidad del espárrago. En cualquier caso, este año ha sido complicado y la temporada que viene podría reducirse la superficie, ya que la escasez de mano de obra se agrava rápidamente año tras año.

Países Bajos: Buena demanda de espárragos por parte de los retailers, escasean las exportaciones a Alemania
Gracias al buen tiempo hay una gran oferta de espárragos en el mercado. «Vemos que el buen tiempo primaveral ha influido en el consumo de espárragos. Especialmente en el sector minorista holandés, donde se observa más entusiasmo por los espárragos que otros años», afirma un gran productor de espárragos holandés. «También ha habido un notable aumento de la demanda de espárragos pelados este año debido a una mayor demanda por parte del sector de la restauración y del catering, pero los retailers también están realizando más promociones con espárragos pelados este año. Al mismo tiempo, vemos que en los países de nuestro entorno, especialmente en el mercado alemán, hay menos demanda de espárragos holandeses que otros años. No sé muy bien a qué se debe. Pero es una pena, porque aunque en Países Bajos consumimos la mayor parte de los espárragos que cultivamos, la exportación es más que bienvenida, sobre todo teniendo en cuenta que el consumo por hogar en Alemania es incluso mayor que en Países Bajos».

«Esto ha influido en la evolución de los precios de las dos últimas semanas en el comercio diario. Al mismo tiempo, hay que preguntarse si los precios actuales en las subastas son una buena referencia para los precios del mercado. Al fin y al cabo, hablamos de volúmenes para los que no hay clientes y, en mi opinión, simplemente hay que asegurarse de tener clientes para el volumen que se cultiva. En las próximas dos o tres semanas seguirá habiendo buenos volúmenes en el mercado, pero después se acelerará el descenso de la superficie. Hay bastantes hectáreas donde terminará la producción en las próximas semanas».

Alemania: Una temporada de espárragos difícil 
Los lotes nacionales dominaron el panorama con un amplio margen. La oferta superó notablemente a la demanda. Al fin y al cabo, el interés cayó considerablemente tras el fin de semana del Día de la Madre. Para sortear o lidiar con los excesos, los distribuidores a menudo tuvieron que adaptar sus demandas. En ocasiones, las reducciones han sido bastante severas. Sin embargo, las ventas posteriores no siempre se vieron impulsadas. En algunos casos, los precios siguieron bajando. No fue hasta el pasado fin de semana cuando los clientes adoptaron una postura más valiente. Pero incluso entonces, no siempre se pudo evitar el crecimiento excesivo de la oferta disponible. Las valoraciones más bajas de los lotes nacionales dificultaron que las importaciones europeas ganaran cuota de mercado. En consecuencia, sus cotizaciones también se desmoronaron.

Según un portavoz del sector de los espárragos del norte de Alemania, la producción local de espárragos no está rindiendo al 100% porque las cantidades existentes apenas pueden venderse. Los precios han bajado de 20,00 euros/kg a 10,00 euros/kg en tres semanas. Aunque se observan movimientos positivos en el sector de la gastronomía y la restauración, hay que andarse con ojo, ya que muchos establecimientos informan de que no han podido ni acercarse a los niveles previos al COVID.

En el caso de los espárragos verdes, existe el problema de que los retailers de alimentación comercializan principalmente productos más baratos procedentes del extranjero. La comercialización de la cadena alimentaria también estuvo más centrada en la venta de productos procedentes del extranjero, por ejemplo, en los productos italianos de calidad satisfactoria. También se mencionó a España como un gran competidor en el sector del espárrago verde.

La demanda de espárragos de los Países Bajos ha disminuido considerablemente en Alemania, ya que los precios de los productos españoles y de otros países están por debajo de los de los productos holandeses. Normalmente, en cuanto se reduce la calidad de los productos alemanes, entran en el mercado los holandeses. Sin embargo, según el portavoz, eso no ha ocurrido este año. Debido a ello, el estado de ánimo entre los productores de espárragos holandeses ha sido bastante triste, comparable al de los productores alemanes.

Aunque el espárrago blanco sigue siendo un producto de primera categoría, el espárrago verde ha experimentado un mayor crecimiento. Por otra parte, se prevé que muchas explotaciones de espárragos, sobre todo las pequeñas, dejen probablemente de producir, mientras que las grandes explotaciones reducirán sus superficies. La caída del consumo, a la que acaba de sumarse la guerra en Ucrania, ha provocado una situación extrema. El problema parece derivar, en parte, de los precios que se fijaron al principio de la campaña, considerados demasiado elevados. Aunque el coste de producción ha aumentado en 1 euro por kilo debido al incremento salarial de más del 25%, el espárrago actualmente sigue siendo más barato que en años anteriores.

El portavoz también observa una falta de impulso para cambiar la situación por parte del sector retail. Sin embargo, la climatología ha sido beneficiosa tanto para los cultivos de espárragos como para los de fresas. A principios de mayo, la disposición a comprar y consumir estos productos ha mejorado un poco. Estos retos afectarán sobre todo a las pequeñas explotaciones del sur de Alemania, sospecha. El sur solía beneficiarse del hecho de que podía conseguir buenas ventas con buenos volúmenes a principios de la temporada. Las explotaciones del sur de Alemania solían conseguir buenos resultados, sobre todo al principio de la temporada, antes de que llegaran los productos del norte. Esa planificación no ha funcionado este año, porque la temporada ha empezado con malos precios.

Por tanto, los espárragos de importación están en una posición más favorable que los espárragos alemanes, ya que los salarios en sus países de producción son más bajos. En Italia no hay salario mínimo. En España, el salario mínimo es de 6,06 euros por hora; en Grecia, de 3,83 euros por hora, y en Hungría, de 3,21 euros por hora. En Alemania, con 9,82 euros por hora, el salario es entre 1,5 y 2,5 veces superior, según otra asociación del sur del país.

Reino Unido: Arranque lento de la temporada de espárragos
La temporada de espárragos en el Reino Unido ha tenido un arranque lento, ya que el tiempo frío y poco soleado hizo que se retrasara un par de semanas, hasta mediados de marzo, pero para la apertura oficial de la temporada inglesa –el 23 de abril– la producción se había puesto ya al día y volvía a estar al nivel previsto.

La cosecha de espárragos escoceses también estaba muy avanzada a principios de mayo, y la más temprana se recogió en Perthshire a mediados de abril.

Ahora es temporada alta y la demanda es buena, y hay muchos retailers organizando promociones con los espárragos. Los mayores retos a los que se enfrentan los productores son el aumento de los costes, uno de los cuales es la mano de obra, que además escasea debido al retraso en la tramitación de los visados. Además, el Gobierno británico ha aumentado el salario mínimo para los temporeros, lo que ha hecho que la factura salarial aumente entre un 20 y un 30%.

Francia: Comienzo complicado para el espárrago francés
Este año, la campaña del espárrago ha sido en general muy complicada para los productores franceses. La razón: una notoria falta de consumo, a pesar de una producción entre un 10 y un 30% inferior a la de 2021. Entre las cuatro principales cuencas de producción, que son Nueva Aquitania, Sureste, Anjou y Alsacia, las regiones exportadoras (más allá de las fronteras regionales) son las que más han sufrido esta falta de demanda. Por su parte, Alsacia, que cuenta con muchos pequeños productores y donde la venta directa está bien desarrollada, se ha visto menos afectada por la situación.

Los productores cuyos espárragos se encuentran en mercados de interés nacional, como Rungis y Perpiñánn, han visto caer los precios de su producción durante unas tres semanas debido a la marcada presencia de otros orígenes como Alemania, Países Bajos, Bélgica o España. Una situación que se ha visto agudizada por la voluntad de algunos países, como los Países Bajos, de vender a pérdidas en otros mercados antes que en el suyo propio. Debido a ello, a finales de esta semana en Rungis, el precio de un manojo de espárragos verdes ascendía a 1,5 euros y uno de blancos, a 2 euros.

La situación también es muy complicada para los espárragos ecológicos. La falta de consumo está afectando a este sector, haciendo que algunos productores vendan sus espárragos ecológicos en el mercado convencional. Esta situación no solo ha causado grandes pérdidas en términos de facturación para estos productores de espárragos, sino que también ha contribuido a la congestión del mercado convencional.

Ante la falta de consumo, algunas regiones productoras se han visto obligadas a detener la producción quince días antes de lo habitual. El suroeste y el sureste están parando la cosecha y Anjou terminará a finales de mes. En general, los productores mejor parados serán los que comenzaron antes con la campaña. No obstante, para la mayoría de ellos, el consumo durante Semana Santa, que es siempre un periodo crucial, fue bastante bien.

Italia: Los precios del espárrago italiano caen un 20% debido a la falta de demanda
La temporada de espárragos ha comenzado con retraso en la provincia de Foggia (Apulia). Un productor y comerciante informa de que «el auge de la producción se produjo inmediatamente después de Semana Santa. Después, se produjo un desplome de los precios y de la demanda. El mal tiempo frenó el crecimiento de los espárragos y, afortunadamente, las existencias en los almacenes se han reducido. El pasado fin de semana aumentó la demanda del producto. A pesar de que los costes han crecido un 20%, estamos vendiendo nuestros espárragos a un 20% menos que en la campaña anterior. Y ello a pesar de una caída del rendimiento de en torno al 20%. Esta es la situación a nivel nacional e internacional».

«El verdadero problema es que hace falta más planificación. Se trabaja al día», continúa el productor y comerciante. «Además, la mano de obra es escasa y, por tanto, la capacidad para procesar la producción es limitada. No se trabaja con envases de 250 gramos ni bandejas, por ejemplo. Y dejamos producto sin cosechar. En la rotación del campo, dejamos alrededor del 10-15% de los espárragos en el suelo. Con ello, evitamos ejercer más presión sobre el comercio. La ley del mercado es muy clara: a mayor oferta, menores precios».

Un consorcio de productores de espárragos de Trentino Alto Adigio, en el extremo norte de Italia, acaba de terminar de cosechar y vender su producción. Los precios fueron muy buenos hasta el periodo de Pascua; luego la demanda bajó considerablemente. Las cantidades cosechadas fueron un 15% superiores a las de 2021. La calidad del producto también fue acorde con las expectativas.

Norteamérica: Buenas perspectivas, a pesar de un comienzo ligeramente más tardío de la temporada de espárragos
La demanda de espárragos de Michigan sigue creciendo. «Observamos que las ventas de espárragos de Michigan aumentan cada año. Los minoristas han seguido promocionándolo y animando a los clientes a comprar la primera cosecha de primavera que ofrece Michigan», afirma un transportista del estado.

En Michigan, el suministro general de espárragos ha mejorado en los últimos días debido al calor registrado en dicho estado la semana pasada. «Pero ahora el tiempo se ha refrescado, lo que ayudará a mantener una calidad excelente. El volumen es un poco menor que en la misma época del año pasado», afirma.

En estos momentos, los espárragos de Michigan se están cosechando en los condados del sur y la recolección progresa hacia la parte norte del lago Michigan. «Michigan ha empezado 10 días más tarde de lo normal debido al frío», añade. Aunque el sur de Michigan ha empezado más tarde este año (normalmente la región se adelanta dos o tres semanas a la zona de cultivo del norte), el norte está llegando a tiempo. La producción continuará hasta el 1 de julio.

Otras regiones que también están suministrando actualmente sus productos son Indiana, Nueva Jersey, Washington y Canadá, y también continúan llegando algunas importaciones de México y Perú. Sin embargo, la demanda de las importaciones se está reduciendo con el inminente cambio a los programas de cultivo nacional.

Los precios de los espárragos parecen ser unos pocos dólares por caja más altos que el año pasado. «Los precios fluctuarán ligeramente durante las próximas semanas, pero empezarán a aumentar a medida que nos acerquemos a junio», afirma.

Australia: Descenso del volumen y del valor del espárrago australiano
Según las últimas estadísticas, se ha producido un ligero descenso en el volumen y el valor de los espárragos australianos con respecto al año anterior. En el año que terminó en junio de 2021, se produjeron 6.857 toneladas, lo que supuso un descenso del 17% respecto al año anterior, y el valor fue de 81,1 millones de dólares, un 6% menos. Las exportaciones cayeron un 39% en volumen, hasta 1.876 toneladas, y un 21% en valor, hasta 19,6 millones de dólares. Japón recibió la mayor parte de las exportaciones (67%), seguido de Singapur (9%) y Corea del Sur (8%). Al mismo tiempo, Australia importó 3.115 toneladas de espárragos, frente a las 3.068 del año anterior. Se importaron otras 1.022 toneladas de espárragos en conserva, mientras que se exportó menos de una tonelada. El sector tiene grandes oportunidades para aumentar el consumo, ya que solo el 31% de los hogares australianos compra espárragos.

La semana que viene: Resumen del mercado global de la naranja