Opinión

¡RESUCITA TUS SUEÑOS!

Psicóloga y terapista familiar Miriam Florencia L./ Guayaquil
miriam_florencia@yahoo.com

Hoy el mundo cristiano celebra la resurrección de Jesucristo obteniendo la victoria sobre la muerte, constituyéndose esto como la máxima expresión del poder de Dios.

De la misma manera, en la vida cotidiana, hay sueños y esperanzas que están muertas, quizá porque ha pasado el tiempo y no lo ha podido lograr y cada día que pasa los ha ido enterrando hasta pensar que ya no hay nada que hacer, que solo fueron eso, un sueño difícil de alcanzar.

Sin embargo, en cada ser humano hay una ancla que le ofrece seguridad, que le sostiene cuando los vientos tempestuosos quieren arrasar con su vida, esa ancla es Jesucristo, así como Él resucitó de la vida a la muerte, puede también resucitar sus sueños y esperanzas, sanarle de cualquier enfermedad que los médicos la hayan diagnosticado como terminal, restaurar su familia, conseguir un trabajo.

Pero en ese proceso de resucitación, usted tiene que hacer su parte, y es levantarse. Qué tal si cuando Jesucristo resucitó se hubiera quedado acostado en el lugar donde fue sepultado? No, no pasó eso, se levantó de los muertos, evidenció este gran suceso y subió al lado del Padre. De la misma manera usted debe levantarse de ese lecho de muerte, de ese estado de postración, y despertar al deseo de vivir, al deseo de comenzar de nuevo y darle vida a los sueños y esperanzas, comience a tomar acción, a dar pasos de fe.

Con seguridad si usted pone su confianza en el autor y consumador de la fe, Jesucristo, podrá ver sus sueños transformados en metas y objetivos, para luego constituirse en una realidad en su vida. No permita que la desesperanza, la decepción, la adversidad, las tempestades lo destruyan, agárrese firme de esa ancla que es la esperanza y la fe en Jesucristo que es quien con su poder y misericordia lo levantará para que al fin alcance el bien que desea.