Economía

Resiflex impulsa la sustitución selectiva de colchones importados

En el 2014, la Corporación Financiera Nacional colocó más de $ 32,3 millones en créditos productivos destinados para el sector textil y del calzado.

QUITO. En las instalaciones de Resiflex, una firma que lleva más de tres décadas en la confección de este rubro, se mantienen a la vanguardia en cada una de aquellas industrias para producir un promedio de 400 colchones diarios. Dichas instalaciones, ubicadas en el sur de Quito, cuenta con más de 125 colaboradores inician el proceso con el tejido del armazón metálico del colchón.

Con destreza se entretejen centenares de metales y resortes que luego serán recubiertos con lonas previas al contacto con las esponjas que dan la suavidad al mismo.

En otra sección, y provistos de todas las seguridades industriales, seis colaboradores vierten un ‘cóctel’ de químicos que reaccionan en cuestión de minutos para formar las esponjas. Su densidad, según explica Joseph Cohen, gerente general de Resiflex, es proporcional con la calidad de descanso que proporciona: a mayor densidad, mejor adaptación al cuerpo y durabilidad.

“Gracias a la Corporación Financiera Nacional compramos maquinaria para ampliar y repotenciar nuestras líneas productivas. Los créditos de CFN entregan grandes beneficios a quienes buscamos edificar industrias eficientes y apoyar a la transformar la economía ecuatoriana”, indica el principal de Resiflex mientras recorre el área de tejidos, donde se acolchan las telas previo al armado final y empacado de cada uno de los colchones. Los productos de Resiflex ocupan un 20% del mercado nacional y se distribuyen a través de cadenas de tiendas a escala nacional.

Según datos del Banco Central, las importaciones de colchones durante el primer mes de este 2015 se han reducido en comparación con el mismo periodo del año pasado: 45,5 toneladas, unas 10 toneladas menos que en enero del 2014.

Cohen, además, comenta que la proyección de su firma es seguir innovando en la confección de colchones con telas que provistas de cápsulas con olor. Otro de los mercados a los que apuntará será la confección de artículos para veterinaria.

Para María Soledad Barrera, la sustitución selectiva de importaciones es vital para el cambio de la matriz productiva. Para el sector priorizado de textiles y calzado, la mayor banca pública de desarrollo del país entregó $ 32,3 millones en créditos productivos. (CFN/La Nación)