Internacional

Representantes de 50 naciones acuden al funeral del presidente Raisi en Teherán

Participaron 15 jefes de Estado y otros dignatarios, con cerca de 70 delegaciones extranjeras a nombre de países u organizaciones.

Dignatarios y funcionarios de alto nivel de alrededor de 50 países asistieron este miércoles en Teherán a la ceremonia oficial para rendir honores al presidente iraní Ebrahim Raisi, quien perdió la vida el domingo pasado luego de estrellarse el helicóptero en que regresaba a la capital.

De acuerdo con medios iraníes, 15 jefes de Estado y otros representantes, hasta totalizar cerca de 70 delegaciones, acudieron al Centro Internacional de Conferencias de Irán para homenajear a Raisi, el canciller Hossein Amirabdollahian y otras personas que los acompañaban, hoy mártires.

En presencia del jefe interino del Poder Ejecutivo de Irán, Mohamad Mojber, y del ministro interino de Asuntos Exteriores, Ali Baqeri Kani, presentaron sus respeto al exjefe de Estado en la última ceremonia de homenaje prevista para esta jornada.

Entre quienes asistieron se hallaban el emir de Catar, jeque Abdullah bin Hamad bin Jalifa Al Thani, y los presidentes de Turkmenistán, Serdar Berdimuhamedow, Túnez, Kaïs Saied, y Tayikistán, Emomali Rahmon, así como el vicepresidente de India, Jagdeep Dhankhar.

También despidieron al amigo los primeros ministros de Iraq, Muhammad Shia Al-Sudani, Paquistán, Shehbaz Sharif, Armenia, Nikol Pashinián, Catar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, y Azerbaiyán, Ali Asadov.

Entre otros, estuvieron presentes los máximos líderes de los Parlamentos de Rusia, Viacheslav Volodin, Argelia, Brahim Boughali, Kazajstán, Yerlan Koshanov, y el Líbano, Nabih Berri.

Otras presencias destacadas fueron las de los cancilleres de Venezuela, Yvan Gil, y Malasia, Anwar Ibrahim, y el jefe del Buró Político del movimiento de resistencia islámica palestino, Hamas, Ismail Haniyeh.

Al líder de la resistencia palestina se concedió el honor de pronunciar el único discurso incluido en el homenaje, al que asistieron líderes de otras organizaciones, como el movimiento de resistencia islámica libanés, Hezbolá, representado por su líder adjunto, Naim Qassem.

Más temprano, cientos de miles de personas acudieron al paso del cortejo fúnebre de Raisi en Teherán, ceremonia encabezada por el líder supremo, ayatolá Alí Jamenei. La multitud dedicó oraciones al presidente y sus compañeros mártires en la Universidad de Teherán, antes de que el cortejo partiera a las plazas de Enghelab y Azadi, donde el pueblo le dio su adiós.

En pancartas a gran tamaño podía leerse:  «Mártir del servicio», o «Adiós al servidor de los desfavorecidos», entre otros eslóganes que muestran el cariño y la ascendencia que Raisi se ganó entre sus compatriotas.

El jueves, su cuerpo será trasladado a Birjand, ciudad en el este de Irán, donde se celebrará una procesión. A continuación llegará a su ciudad natal, Mashhad (noreste), donde será enterrado en la tarde.

Está vigente un duelo nacional por cinco días para despedir a quien se recordará, entre otros legados, por su gestión incansable al frente de un país que ha derrotado numerosas agresiones del imperialismo y el sionismo, entre ellas cientos de medidas restrictivas unilaterales, y fue abanderado de la solidaridad, la diplomacia de paz y la resistencia.

Fuente:  teleSUR