Internacional

Representante de EEUU en Uruguay destaca nueva era con América Latina

“Hemos decidido que la manera de hacer eso (apoyar la democracia y los derechos humanos) es con más contacto con el pueblo cubano”, añadió.

MONTEVIDEO. Tras quitarse “la piedra del zapato” que durante más de 50 años ha supuesto el antagonismo con Cuba, EE.UU. inicia una “nueva era” en sus relaciones con América Latina, afirmó Bradley Freden, encargado de negocios de la embajada estadounidense en Uruguay.

Freden habló así en Montevideo tras depositar una ofrenda floral en el monumento al libertador de Uruguay, José Gervasio Artigas, con motivo del 239 aniversario de la independencia de EE.UU.

“Sabemos que la relación entre EE.UU. y Cuba fue algo como una piedra en el zapato en nuestra relación con todo el continente”, expresó en unas declaraciones a la prensa.

En encargado de negocios se refirió al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Cuba anunciado este miércoles, que a su juicio es el “símbolo de una nueva época”, y destacó que EE.UU., como se recoge en la declaración de independencia de 1776, defiende que “los derechos fundamentales del ser humano son inalienables”.

“Hemos decidido que la manera de hacer eso (apoyar la democracia y los derechos humanos) es con más contacto con el pueblo cubano”, añadió.

A juicio de Freden, la política estadounidense de los últimos 50 años respecto al país caribeño “está claro que no funcionó”.

Freden quedó desde diciembre de 2014 al frente de la Embajada de Estados Unidos en Uruguay, a la espera de que el Gobierno designe un nuevo embajador tras la marcha de Julissa Reynoso.

Además, en un mensaje oficial divulgado por la Embajada de EE.UU. en Uruguay, Freden consideró que el “éxito” de la Cumbre de las Américas que se celebró en Panamá el pasado abril y la nueva relación bilateral de EE.UU. con Cuba representan los aspectos más recientes de la “nueva era” de su país con América Latina.

“EE.UU. mantiene y mantendrá una relación de respeto mutuo con la región, basado en valores democráticos, apoyo a los Derechos Humanos y crecimiento económico”, añade el texto. (Efe/ La Nación)