Opinión

REPARTAMOS LAS UTILIDADES

Gabriel Navas Vinelli (Gueiby)

[email protected]

Así como es justo el reclamo de los trabajadores  de Conecel – Claro, también  es justo el derecho del Estado de reclamar su participación  y  no es menos justo el derecho de los usuarios en ser tomados en cuenta en la abultada utilidad que reflejan los balances, que causan el alto costo del servicio de llamadas y mensajes desde los celulares.

En  Ecuador la mayoría de los usuarios pagamos US$  0.20 el minuto;  y un poco menos,  los que tienen el servicio a través de planes.

Tomando en consideración lo expuesto, lo justo sería que se repartan las utilidades entre el Estado, los trabajadores y los usuarios;  y, seguro estoy que de aplicarse esta justa propuesta, la aplaudiremos todos.

De su parte la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), empresa controlada por el Estado debería entrar a dar un servicio competitivo contra las otras empresas de comunicación celular, considerando que tienen toda la capacidad para  montar una estructura de cobertura nacional de calidad, y seguro estoy que la lid, de la libre competencia,  arrojará utilidades a quien mejor servicio ofrezca, sin descuidar que la CNT, esta para servir a los Ecuatorianos principalmente y no a la caza de abultadas utilidades, esperemos que tomen conciencia quienes gobiernan el mundo de las comunicaciones y con justicia  REPARTAMOS LAS UTILIDADES.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor