Internacional

Relación con China puso fin a ciclo de «República bananera» en Honduras, expresa sociólogo

 

La llegada a la Presidencia de Honduras de Xiomara Castro en enero de 2022 y el posterior establecimiento de relaciones diplomáticas con China en marzo de 2023, pusieron fin al ciclo de «República bananera» que por décadas se adjudicó al país centroamericano, consideró el sociólogo hondureño, Allan Fajardo.

El académico de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) calificó de «nefasto» el papel que desempeñaron en la nación las empresas estadounidenses bananeras como United Fruit Company y Standard Fruit Company, hasta la huelga generalizada ocurrida en 1954.

 Allan Fajardo, académico de la UNAH:

«Y se puede decir que la huelga del 54, eso lo digo yo y lo digo en mi libro que estoy escribiendo, fue el principio del fin de la ‘Banana Republic’, y la elección de Xiomara Castro y la apertura de relaciones con China, para mí cierra el ciclo donde termina por fin la ‘Banana Republic'».

La idea también fue poner fin a la era de «neocolonialismo» y del modelo de «enclave bananero» que de alguna manera impusieron las transnacionales y dar prioridad al libre comercio en la empobrecida nación centroamericana que Estados Unidos aplicaba de forma caprichosa.

Ya en la época actual, el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Honduras y China, el 26 de marzo de 2023, representó en principio para el país centroamericano la posibilidad de ampliar su base exportadora.

Allan Fajardo, académico de la UNAH:

«Nosotros, en las primeras semanas de la apertura de la relación con China comenzó a haber exportación de melón y de algunas hortalizas, se comenzó a negociar café y otros productos. Y hay conversaciones para inversiones chinas acá en Honduras, ampliación aún mayor de los mercados».

Con el reconocimiento que hubo desde el principio de una sola China, se abrieron oportunidades no solo comerciales sino también en materia de inversión, asesoría urbanística y proyectos para dar un valor agregado a las materias primas de la nación centroamericana.

Tras poco más de un año del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Honduras y China, Fajardo refirió que el balance ha sido como pasar del «infierno al cielo» y también se perfila un futuro «luminoso» entre los dos pueblos que se respetan.

Con información de la oficina en Tegucigalpa, Honduras. Noticias Xinhua.