Economía

Regreso de casinos a Ecuador, consulta popular de Daniel Noboa lo plantea para generar trabajo pues tras cierre se perdieron 25.000 empleos

Que vuelvan los casinos, salas de juego y casas de apuestas que actualmente están prohibidos en Ecuador es una de las once preguntas planteadas por el presidente Daniel Noboa para que los ecuatorianos decidan en consulta popular con el objetivo de generar empleo como parte de la estrategia para enfrentar la criminalidad e inseguridad.

Hace doce años estas actividades tuvieron que cerrar en el país porque así se resolvió también en consulta popular, realizada el 7 de mayo del 2011 por el entonces presidente Rafael Correa. Sin embargo, eso “impactó negativamente en la generación de empleo, ya que después del año 2011 se perdieron 250.000 (SIC) plazas de empleo, las cuales se encontraban establecidas en las 160 salas de juego a nivel nacional”, se destaca como uno de los fundamentos de la pregunta 11 planteada ahora por Noboa, citando una publicación de Bloomberg Línea donde, sin embargo, se indica que fueron 25.000 empleos perdidos.

La autorización de los casinos se plantea como una solución que, “siempre y cuando sea regulada de manera cuidadosa, contribuirá a fortalecer la estabilidad económica y en consecuencia mitigar la inseguridad en zonas de peligrosidad”.

Y es que la autorización para estos negocios tendrá al menos cuatro lineamientos:

  1. Delimitación zonal

  2. Montos mínimos de inversión

  3. Requisitos de infraestructura para su autorización y funcionamiento

  4. Tasas en beneficio del tratamiento de la salud mental y de la seguridad ciudadana

En la solicitud que el mandatario envió este martes 2 de enero a la Corte Constitucional se detallan los beneficios del regreso de estos negocios de juegos de azar:

  • Ofrecen no solo oportunidades de trabajo directo, como crupieres y personal de seguridad, sino también empleos indirectos en sectores relacionados, como hotelería y los servicios asociados. Este flujo de empleo no solo impulsa la economía local, sino que también es el medio para una red de estabilidad económica para individuos y comunidades enteras.
  • La industria de casinos, al ofrecer oportunidades laborales y contribuir a los ingresos fiscales, puede ayudar a contrarrestar la disparidad económica, proporcionando a más individuos acceso a una fuente estable de ingresos.
  • El turismo, influenciado por la presencia de casinos, es otro factor alentador con respecto a la seguridad.
  • La operación de casinos impulsa el desarrollo de infraestructuras, mejorando las condiciones generales y elevando la calidad de vida en áreas circundantes, por lo que su implementación incide directamente en la seguridad y su mantenimiento.
  • La autorización de casinos, salas de juegos, casas de apuestas o negocios dedicados a la realización de juegos de azar además se convierte en un mecanismo de lucha contra las actividades ilegales al desmantelar operaciones clandestinas, a través de la correcta regulación y control de esta actividad.

La pregunta planteada es: ¿Está usted de acuerdo con que se permita el funcionamiento de casinos, salas de juego, casas de apuestas o negocios dedicados a la realización de juegos de azar, bajo las condiciones que se detallan en el Anexo de la pregunta 11?

El anexo indica que:

  • En caso de ser aprobada la pregunta, el Presidente de la República en el plazo máximo de 20 días posteriores a la publicación de los resultados, remitirá el proyecto de ley que contenga las reformas para cumplir con lo establecido en esta pregunta. El funcionamiento de casinos, salas de juego, casas de apuestas o negocios dedicados a la realización de juegos de azar deberá tener una delimitación zonal, montos mínimos de inversión, requisitos de infraestructura, y se establecerá una tasa en beneficio del tratamiento de la salud mental, y de la seguridad ciudadana.
  • La Asamblea Nacional contará con el plazo máximo de 90 días para debatir y aprobar la reforma legal, conforme el trámite previsto en la ley de la materia.

El Ejecutivo expone datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC), que a agosto del 2023 muestran que el 3,5 % de la Población Económicamente Activa (PEA) se encuentra en situación de desempleo: 295.660 personas. “La composición del empleo a nivel nacional demuestra que aún existe margen de mejora para aumentar las cifras en lo que respecta a un empleo adecuado”, donde hay 2′975.380 personas. En el subempleo están 1′800.406, en empleo no remunerado 895.083, en otro empleo no pleno 2′518.471 y en empleo no clasificado 22.481.

En el 2011 la pregunta fue si se estaba de acuerdo que en el país se prohíban los negocios dedicados a juegos de azar, tales como casinos y salas de juego y el Sí ganó con el 45,76 % versus el 41,68 % del No. En consecuencia el 17 de marzo de 2012 unos 32 casinos, bajo la Ley de Turismo, dejaron de operar tras la ejecución del decreto 873 de septiembre del 2011.

En el 2019 hubo la intención de realizar una consulta en Quito para reabrir los casinos pero no prosperó. Mientras que cuando era asambleísta y presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, en el 2022, Noboa se refirió a la idea de que los casinos o salas de juego vuelvan con las zonas francas y ese planteamiento se presentó en el informe del proyecto de Ley de Inversiones. Durante el análisis de dicho proyecto indicó que en las zonas francas de servicios turísticos podrían operar casinos y casas de juego fundamentándose en el principio de extraterritorialidad, pues el área que comprende las zonas francas técnicamente no califica como territorio ecuatoriano y en la consulta del 2011 se prohibieron estas actividades dentro del país. Finalmente esa ley de Guillermo Lasso fue negada y archivada en el Pleno con 87 votos de las bancadas del correísmo, Pachakutik e Izquierda Democrática. (I)

Fuente: KCH