Economía

Reglas de juego en economía, lo más destacado de semana en Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, puso sobre la mesa las reglas de juego en la economía y el hecho sobresalió aquí en la semana noticiosa que concluye hoy.

Este viernes Ortega les dejó claro a los grandes empresarios de su país que tienen que cumplir las leyes y regulaciones económicas, tal como venían haciendo antes de la crisis de abril de 2018.

En la ceremonia de Estado por el aniversario 43 de la caída en combate del comandante Carlos Fonseca, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el presidente dedicó la última parte de su discurso a delinear cuales son las reglas de juego del sector empresarial en el marco de la economía nicaragüense.

Criticó a quienes quieren sembrar el terror con sus análisis económicos, cuando lo que pretenden es no pagar impuestos.

¿Dónde está la eficiencia de esas empresas que quieren vivir a costa de exoneraciones?, se preguntó.

Quieren tener siempre grandes utilidades, pagan salarios de hambre, dijo el mandatario en referencia a una parte de los grandes empresarios del país, tras recordar que las compañías tienen que aportar al gasto social.

Señaló la existencia de unas reglas (el llamado consenso con la empresa privada), con las cuales ambos factores venían funcionando muy bien hasta el estallido violento de abril de 2018, el cual el Gobierno califica de intento fallido de golpe de Estado.

Quisiera ver esas empresas sin los trabajadores, refutó el jefe de Estado la teoría de los empresarios de que ellos son quienes propician el desarrollo del país.

Algunos están llorando porque quieren ganar más de lo que ganaban antes de tratar de destruir el país, insistió.

Explicó que algunas grandes empresas están trabajando y se mantienen muy bien, pero otros siguen estando en la conspiración, la siguen financiando y según los mensajes que mandan, ponen condicionantes de orden político al Gobierno.

Si un empresario quiere imponer condicionantes de orden político que busque como fundar un partido político y se presente a las próximas elecciones, zanjó el presidente.

Destacó la existencia de un buen entendimiento y acompañamiento con miles de pequeños productores, empresarios y comerciantes de todo el país que están echando adelante la economía familiar, mientras otros siguen aferrados a sus planes políticos golpistas.

Debían reflexionar, pero se volvieron extremistas, y el pueblo no quiere confrontación ni que se repita la historia de abril (de 2018), expuso el jefe de Estado al gran empresariado.

acl/fgn

PRENSA LATINA