Internacional

El régimen cubano advirtió que no hará concesiones al gobierno de Donald Trump

Durante la cumbre de la CELAC, Raúl Castro explicó que está dispuesto a mantener un “díalogo respetuoso” con el flamante presidente de EEUU. “Deseo expresar la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos pendientes sobre la base del respeto a la soberanía de nuestro país”, afirmó

El mandatario cubano, Raúl Castro, dijo este miércoles que no hará concesiones políticas que afecten la soberanía del país, pero que espera continuar negociando temas pendientes con el flamante gobierno de Donald Trump en Washington.

“Cuba y los Estados Unidos pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie ambos países y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia”, dijo Castro en un discurso en una cumbre regional en Bávaro, República Dominicana.

Se trata de la primera reacción del régimen cubano luego de la toma de posesión del magnate estadounidense en la Casa Blanca.

El republicano Trump, quien puede revertir las decisiones de su predecesor, Barack Obama, ha amenazado con poner fin al acercamiento bilateral con La Habana si Cuba no hace concesiones políticas y de otra índole, pero no ha ofrecido más detalles.

Castro se declaró dispuesto a mantener un “diálogo respetuoso” con Trump. “Deseo expresar la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con los Estados Unidos sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía e independencia de nuestro país, y proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en los temas de interés común”, dijo.

Por otro lado, Castro denunció que pese a los acercamientos con el gobierno de Barack Obama —que pusieron fin a una enemistad de medio siglo— el “bloqueo” económico a la isla persiste, lo que provoca “considerables privaciones y daños humanos”.

“Por ello, continuamos enfrascados en la actualización de nuestro modelo económico y social y seguiremos luchando por construir una nación soberana, independiente, socialista, próspera y sostenible”, sostuvo.

Cuba ha reaccionado con cautela a las amenazas de Trump de dar marcha atrás a la reconciliación a menos que el gobierno comunista acepte condiciones más exigentes sobre libertades civiles.

El presidente cubano también manifestó que sería deseable que Trump “opte por el respeto a la región”, aunque estimó “preocupante que haya declarado intenciones que ponen en riesgo” los intereses regionales en los ámbitos del comercio, el empleo, la migración y el medio ambiente. (Internet/ La Nación)