Economía

Reforma tributaria planteada por el Ejecutivo busca estabilidad y atraer la inversión

En entrevista con Andes, subdirector General del Servicio de Rentas Internas (SRI), Manolo Rodas, dijo que cualquier otro cambio que se pudiera hacer en el futuro “sería para disminuir temas impositivos”.

Quito. El subdirector General del Servicio de Rentas Internas (SRI), Manolo Rodas, aseguró que la Ley Orgánica para Impulsar la Reactivación Económica del Ecuador, será la única que, en materia tributaria, hará el gobierno del presidente Lenín Moreno, durante su gestión.

En entrevista con Andes, dijo que cualquier otro cambio que se pudiera hacer en el futuro “sería para disminuir temas impositivos”, con lo cual se garantiza la estabilidad tributaria en el Ecuador.

“Esto guarda relación con la seguridad jurídica y con condiciones para propiciar un clima favorable para las inversiones en el país”, indicó.

Tal como está planteado el proyecto de Ley, el organismo tributario prevé recaudar 200 millones de dólares.

Otro impacto recaudatorio sería el ingreso de 1.000 millones de dólares por concepto de cobros por parte del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE) como la tasa de servicio aduanero de 10 centavos para las importaciones, cuyo objetivo es luchar contra la defraudación y la evasión fiscal.

Rodas expresó que en el tiempo se verán los efectos de la ley, por ejemplo, en el caso de las reformas al Impuesto a la Renta se aplicarían en el 2018.

Sobre los criterios de políticos opositores que han mencionado que el proyecto de ley es fiscalista y hace retroceder el país porque disminuye la competitividad, Rodas dijo que, por el contrario, fue pensado “en las grandes mayorías y está diseñada para no afectar el bolsillo de los ecuatorianos porque cumple con el principio de progresividad en materia tributaria”.

Beneficios para las microempresas

Rodas indicó que no se puede negar que la ley si reactivará la economía porque por ejemplo, las microempresas que facturan entre 100.000 a 300.000 dólares anuales no pagarán el anticipo del IR, lo que beneficiará a alrededor de 29.000 microempresas.

Otro de los aspectos es la creación de una franja exenta para este sector que no pagarán el Impuesto a la Renta por los primeros 11.290 dólares . Solo pagarán sobre el excedente.

 “Además, las microempresas que se constituyan a partir de la vigencia de la ley no pagarán IR durante 3 años. Esto definitivamente creemos que fortalece la productividad y el empleo en el país”, ratificó el subdirector del SRI.

Para 2018, se devolverá mínimo el 50% del anticipo del IR a las empresas que lo paguen y para 2019, el 100%, lo cual tendrá un impacto fiscal. Esto representará para el estado unos 160 millones de dólares menos.

En cuanto al Impuesto de Salida de Divisas (ISD), Rodas explicó que se ha propuesto un esquema de devolución mensual para los exportadores habituales. Actualmente tienen crédito tributario cuando declaran el impuesto a la renta, ahora se les devolverá cada mes.

Como exportador habitual se definirá a quienes realicen al menos seis exportaciones al año y tenga al menos un 25% de componente nacional para la producción.

Para calcular el anticipo del IR se eliminará del rubro de activos todos los gastos que tengan que ver con nuevos activos para la producción, además si las empresas adquieran bienes o servicios de las empresa de economía popular y solidaria tendrán una deducción.

Medidas para la evasión y la defraudación fiscal

Rodas aseguró que para combatir la evasión y la defraudación fiscal existe una coordinación interinstitucional entre el Servicio Nacional de Aduanas, el SRI, Ministerio del Interior y la Fiscalía General del Estado, en esta última se ha creado una unidad especializada de lucha contra la defraudación y el contrabando.

El Subdirector dijo que se están haciendo un trabajo coordinado para identificar a las empresas fantasmas y paraísos fiscales usados con fines de defraudación tributaria.

En este sentido, el funcionario explicó que la tasa de servicio aduanero busca fortalecer la institucionalidad de la Aduana para erradicar el contrabando, frente a lo cual, dijo el presidente Moreno, toda la sociedad debe declarar la guerra.

Rodas dijo que los recursos recaudados por este concepto serán utilizados para obra y servicios públicos. a  y los servicios públicos.

Tasa de retiros superiores a los 5.000 dólares

Sobre el cobro de 0,5% a 2% para retiros en efectivo superiores a los 5.000 dólares mensuales, Rodas ratificó que el objetivo es fortalecer el uso de los medios electrónicos. Lo califica como tasa y no como impuesto, porque va a ser progresiva.  Además, dijo, esto permitirá control tributario a las transacciones en efectivo.

 “Las transacciones en efectivo no siempre dejan los rastros debidos para el control, están ligadas a la informalidad, de tal suerte que esa tasa puede ayudar a los controles.

En la Asamblea se planteará un régimen de exenciones para ciertos sectores, entre ellos la construcción que “todavía tienen la costumbre de pagar con dinero en efectivo, pero el futuro ideal es que el uso de sistema financiero y medios de pago sean las principales herramientas utilizadas en el país”, sostuvo.

El lado humano de la propuesta de la ley de Reactivación

Si una persona tiene un familiar con enfermedad catastrófica o huérfana se ampliarán la deducción de gastos personales a dos fracciones básicas desgravadas (22.580 dólares).

Se considerará, además, como carga familiar al padre o madre del contribuyente que no perciba más de un salario básico, en ese sentido amplía derechos, mencionó Rodas.

También se eliminará el ISD para tratamientos en el exterior de enfermedades catastróficas o raras y de personas huérfanas. Actualmente hay límites, ahora, con la nueva ley, se eliminarán esos límites.

Por ejemplo, si existe una persona con cardiopatía congénita y el tratamiento en el exterior cuesta 160.000 dólares, con la actual normativa la persona debería pagar como 7.860 dólares, “con la nueva propuesta no tendría que pagar nada de ISD, son avances que le ponen un rostro humano a la ley” puntualizó. (ANDES/LA NACIÓN)