Economía

“Reforma de Subsidios: Rumbo a la eficiencia energética”

Roberto Luque, Ministro de Energía encargado, ha informado que cerca de 84.000 personas recibirán compensación por la eliminación de subsidios a los combustibles, a pesar de los desafíos y las críticas, el ministro destaca que el gas y el diésel no se verán afectados y que los subsidios a las gasolinas Extra y Ecopaís benefician desproporcionadamente a personas con ingresos superiores a $900.

El Gobierno busca reformar el sistema de subsidios a los combustibles debido a su ineficiencia y la desviación de fondos hacia sectores ilícitos como el narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando. Luque señala que el 70% de los subsidios actuales beneficia a personas con altos ingresos, lo cual genera una distorsión económica significativa.

Las provincias fronterizas con Perú y Galápagos, por ejemplo, muestran un consumo de combustible anormalmente alto, vinculado a actividades ilegales, para abordar las inequidades en los subsidios, se ha desarrollado una base de datos de los sectores afectados que incluye a taxistas, transportistas y pequeños comerciantes. Hasta ahora, se estima que cerca de 84.000 beneficiarios recibirán compensaciones.

Este plan apunta a ahorrar alrededor de $600 millones anuales al eliminar los subsidios, la transición hacia este nuevo sistema será incremental, utilizando una banda de precios para estabilizar los costos y minimizar el impacto en los consumidores.

El proceso de socialización de la eliminación de subsidios se ha intensificado con reuniones entre diversos sectores, incluidos transportistas y representantes de gobiernos autónomos descentralizados (GAD). La intención es asegurar que las partes interesadas comprendan y apoyen las medidas. Este lunes, las discusiones continuarán para afinar detalles y garantizar una transición suave.

Además de los cambios en los subsidios, Luque abordó la crisis energética actual. Señaló que los problemas de suministro eléctrico se deben a años de inacción y falta de inversión en mantenimiento. Aunque en el corto plazo no se prevén cortes de energía no programados, la llegada del estiaje en septiembre podría cambiar la situación, el Gobierno está contratando generación eléctrica adicional y buscando soluciones a largo plazo, como la construcción de nuevas plantas y la contratación de generación móvil.

Uno de los desafíos más grandes es la erosión regresiva en la captación del proyecto Coca Codo Sinclair. Aunque el fenómeno está actualmente detenido a 7 kilómetros de la captación, se necesitan medidas urgentes para prevenir daños mayores, el Gobierno está evaluando diseños propuestos por ingenieros para frenar la erosión y espera tomar decisiones en las próximas semanas. En cuanto a la producción petrolera, se espera que el nuevo gerente de Petroecuador presente un plan para incrementar la producción, incluso con la reducción prevista del campo ITT, este plan será clave para mantener y posiblemente aumentar los niveles de producción en el futuro cercano.

La eliminación de subsidios a los combustibles en Ecuador es una medida compleja y controversial, motivada por la necesidad de corregir distorsiones económicas y evitar el desvío de recursos hacia actividades ilegales, aunque se enfrentan desafíos significativos, como la crisis energética y la erosión en Coca Codo Sinclair, el Gobierno está tomando pasos importantes para asegurar una transición ordenada y compensar a los sectores más afectados, a medida que avanzan las discusiones y se implementan las nuevas políticas, será crucial mantener una comunicación clara y continua con todas las partes interesadas para garantizar el éxito del proceso.

Por:  Ecuador en Directo