Realidades

Reflexión Diaria

 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

De tal manera, es una expresión que indica con una grandeza tal que es imposible medir, no hay forma de poder entender ese gran amor porque es único, es un amor ágape, divino. De esa manera ha amado Dios a la humanidad, a tal punto que envió a su único Hijo, Jesucristo, para que las personas crean que Él es el salvador del mundo, que es el mismo Dios que no se aferró a su condición de Dios, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo para entregar su vida para llevar a cabo el acto de redención y poder salvarnos de la perdición eterna, para que ya no anduviésemos en tinieblas sino que pasemos de muerte a vida. El gozar de la seguridad de la vida eterna, es un acto de fe que se lleva a cabo primeramente mediante el arrepentimiento de una manera de vivir que desagrada a Dios, y luego a través de creer en el corazón y confesar con la boca que Jesús es el Salvador del mundo, apartarse de la pasada manera de vivir y empezar a caminar junto a Él sometiendo su voluntad al Señorío de Cristo.

Pra. Miriam Florencia