Opinión

Reconstruyendo la silueta femenina

El spa proporciona productos y servicios al alcance de todas las féminas que acuden, sea por estética o stress de la vida cotidiana.

GUAYAQUIL. Hace tres años, con la apertura de la temporada playera llegó una nueva línea al mercado estético guayaquileño: Karen Núñez Spa, de la mano de su alma máter Karen.

Ella que con tan solo 26 años pudo hacer realidad uno de sus sueños, convertirse en su propia jefa y retribuirles a sus padres el apoyo y confianza que le brindaron, a través de la cosmetología, carrera que estudió durante dos años en el Instituto Vida Estética, ubicado en el sur de la ciudad y que lo complementó con cursos particulares.

Los olores de lavanda, canela, mirra mezclados con velas aromáticas resaltan el interior del spa, donde las clientas se relajan durante espera de su turno. Una leen, otras escogen los tratamientos  a realizarse, mientras que Karen resalta que su idea es reconstruir lo femenino a través de estos tratamientos naturales.

El spa, nació bajo la idea de manejar su espacio y  tiempo, para no depender de las multinacionales y tener su propio ingreso. Pero logra este objetivo, ésta joven guayaquileña invirtió  alrededor de $5 mil.  Primero adquirió las máquinas y otros implementos que fueron instalados en su casa, donde estuvo casi dos años.

La alta demanda que comenzó a tener, la hizo pensar en alquilar un local más amplio para extender su negocio. Así, a mediados del año pasado Karen lo hizo. En sauces VIII, Manzana 462, Villa 30 logró abrir su spa.

Como era nueva en el sector, Karen tuvo que rearmar sus paquetes promocionales, lo que llamó  la atención de las femeninas del sector. En Karen Núñez Spa los precios van desde $15 a $200; y cuenta con relajantes salas de masaje, sofisticadas salas de facial, mantas térmicas, máquinas de carboxiterapia e hidrolipoclastia; además  de nutricionista para sus pacientes de reducción de peso e eliminación de grasas, un salón de belleza.

Pero el miedo al fracaso fue tal vez el punto más difícil para Karen, el emprender y no ver los beneficios propios a corto plazo, la atemorizó por momentos, pero con trabajo y dedicación siguió adelante. Hoy en día, Karen se siente muy orgullosa al saber que existen personas que como ella, dejan a un lado la forma ser empleadas y se atreven a caminar en este mundo fantástico, pero peligroso que es el emprender.

Para un futuro espera perfeccionarse aún más en  las técnicas de cosmetológica que  van avanzando con la tecnología, y es por esta razón  que sus estudios los haría en el extranjero, otro de sus planes es brindar seminarios a las jóvenes emprendedoras que quieren hacer de esto su sustento diario.

Como consejo para todos lo que quieren abrirse camino en los negocios Karen manifiesta “Los sueños con trabajo se hacen realidad” y es así como se levanta día a día para seguir emprendiendo en este sueño que crece en el mercado local.

Si desean conocer más Karen Núñez Spa pueden visitarla en su local o llamarla al 0992789392.

(AGS/ La Nación)