Economía

Recomendaciones de AGROSAVIA ante época de heladas

Bogotá, Distrito Capital. Enero 17 de 2023. Productos como la papa, algunas hortalizas y la ganadería del Trópico Alto del país, experimentan actualmente temperaturas cercanas a los 0° C en las horas de la madrugada. Ante esta problemática, la Corporación colombiana de investigación agropecuaria – AGROSAVIA, proporciona algunas recomendaciones para contrarrestar y minimizar los efectos negativos y evitar pérdidas.

El riego, por ejemplo, es el método más económico y más comúnmente usado por productores, sin embargo, se debe considerar que el plan de riego del cultivo difiere del riego por helada. El indicador de la correcta aplicación está sujeta a la valoración visual del productor; la capa de hielo que se forma como lámina se debe ver relativamente clara; si hay una mezcla líquido-hielo clara recubriendo las plantas y el agua gotea del hielo, entonces la tasa de aplicación fue suficiente para evitar daños; si, por el contrario, el agua se congela y tiene una apariencia blanca lechosa, entonces la tasa de aplicación es demasiado baja para las condiciones climáticas.

Es recomendable que el sistema de riego funcione continuamente sin interrupciones durante el evento de helada y se recomienda activar el sistema cuando se empiecen a registrar temperaturas entre 2 a 4°C.

La fertilización, aunque no es lo más económico, es otra forma de contrarrestar y minimizar los efectos de las heladas. Un manejo de fertilización adecuado incrementa la resistencia de las plantas puesto que las deficiencias nutricionales ocasionan pérdidas de hojas, haciendo la planta más vulnerable a las temperaturas extremas.

Sin embargo, elementos como el nitrógeno y el fósforo antes de una época de heladas no son recomendables, puesto que favorece el crecimiento y aumenta la exposición al daño. El fósforo se vuelve importante después de la congelación porque ayuda a recuperar el tejido, y el potasio por su parte tiene un efecto sobre la regulación hídrica y la fotosíntesis de las plantas, preparándolas para soportar las heladas.

Las prácticas de labranza en el suelo son algo que se debe evitar durante época de heladas, crear espacios de aire no favorece el cultivo porque es un pobre conductor del calor, si definitivamente es necesario hacerlo durante la época de helada, hay que compactar el suelo adecuadamente y regarlo para mejorar la transferencia y el almacenamiento del calor. Se debe tener en cuenta que el grado de compactación del suelo debe ser equilibrado, ya que tanto la sobre-compactación como la compactación insuficiente pueden ser perjudiciales para las plantas

Los productores de papa deben recordar preparar el suelo con arado de chuzo o de cincel, así mismo incrementar el uso de abono orgánico y el riego entre surcos, y mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo. Importante, el riego se debe realizar sobre el follaje, garantizando cubrir la planta completamente con agua.

Para los productores de hortalizas (frijol, arveja, cebolla, habichuela, repollo, zanahoria y remolacha), se recomienda disminuir el laboreo del suelo, así como evitar hacer deshierbas.

Y para los ganaderos del Trópico Alto afectados por heladas se recomienda la construcción de cambuches o cobertizos para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daño en la piel de los bovinos, así mismo disminuir la carga animal por hectárea, haciendo una mejor redistribución de los animales por potrero o sacando anticipadamente las vacas de baja producción; y establecer planes de suplementación nutricional como bloques multinutricionales y usar subproductos de la agroindustria disponibles en su región como melaza, residuos de cosecha, cáscaras de frutas, henos, harinas, afrechos, tortas, sémolas y glicerina.

Fuente: Agrosavia.com