Ciencia

Recomendaciones para criar a un niño genio

Corría el año 1968 cuando Julian Stanley, un profesor en psicometría (la disciplina que trata de medir y cuantificar las variables psicológicas) se tropezó con un niño genio de 12 años.

El chico estaba realizando un curso de ciencias computarizadas en la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos.

Se llamaba Joseph Bates y era brillante, pero estaba aburrido. Iba mucho más adelantado que el resto de su grupo.

Inspirado por el pequeño, Stanley decidió iniciar un estudio que se prolongaría por 45 años y que documentaría el desarrollo de niños con habilidades especiales.

El mimo incluyó a Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, Sergey Brin, uno de los fundadores de Google, y a la cantante estadounidense Lady Gaga.

¿Y qué pasó con Bates? Le fue bastante bien.

Realizó un doctorado, fue profesor universitario y se convirtió en un pionero en el campo de inteligencia artificial.

Stanley, por su parte, se dedicó al programa Estudio Matemático de Jóvenes Precoces (SMPY, por sus siglas en inglés) en el Centro para Jóvenes Talentosos de la Universidad Johns Hopkins, en la ciudad estadounidense de Baltimore, EE.UU.

En la investigación participaron más de 5.000 niños con un elevado coeficiente intelectual.

BBC