Deportes

Real Madrid consagra otra remontada para meterse en la final de la Champions

Borussia Dortmund esperaba en Londres por una nueva edición de un Real Madrid vs. Bayern Múnich que fue apasionante en el Bernabéu desde el primer minuto. La remontada del Bernabéu, una vez más presente.

Hay final de la UEFA Champions League. Real Madrid volvió a apostar por la épica en un partido sufrido contra Bayern Múnich. Joselu, canterano y suplente, se consagra con un doblete que vale pisar Londres ante Borussia Dortmund. Una vez más la mítica del Bernabéu se hace presente. Hubo polémica en la última jugada.

Real Madrid y Bayern Múnich se citaban desde hace días en un Santiago Bernabéu que acogía la octava semifinal de la UEFA Champions League entre ambos. Tras el 2-2 de la ida y de ver igualmente como Borussia Dortmund había eliminado al PSG anoche, merengues y bávaros dejaban todo para la vuelta en un coliseo blanco lleno hasta arriba. 

Carlo Ancelotti confió en su columna vertebral. El italiano venía de ganar LaLiga española con un 3-0 ante Cádiz que acompañado de la derrota del Barcelona en Girona valía para sentenciar todo. Hubo muchas rotaciones aquel día y hoy llegaba el turno de los titulares. Del otro lado del tablero surgía uno de los equipos que más puntos ha sacado en la historia de la Champions por el Bernabéu y con un Thomas Tuchel que no sabía hasta aquí lo que era perder en la casa del Real Madrid.

Partido tenso desde el primer minuto, con todos síntomas de una semifinal y dos gigantes batiéndose sin tregua. Tuchel había hablado en la ida de un partido que será de oleadas y la razón no le faltaría. Bayern buscaba a Harry Kane en cada ataque mientras por la casa blanca los balones a Vinicius y las transiciones rápidas eran la receta a buscar. Hablamos de un choque con más de 80 goles en su historial general, por lo que pensar en tantos rápidos era casi obligatorio.

La polémica del final: el gol que no le cobraron al Bayern

Después de la remontada del Real Madrid ya en tiempo adicionado, hubo tiempo también para que Bayern Munich fuera por la heróica, aunque parecía que no tenía la fuerza para hacerlo. Y lo consiguió con una jugada que seguramente provocará el reclamo de los alemanes. Porque el árbitro se anticipó a cobrar posición adelantada a instancias del juez de línea y no dejó continuar hasta que finalizara y luego sí tomar una decisión. Si hubiera dejado seguir, habría tenido la posiblidad de revisarla con el VAR, pero no fue así.

El asistente consideró que tanto De Ligt como Mazraoui estaban en offside y así el polaco Szymon Marciniak pitó segundos antes de que el propio De Ligt convirtiera el 2-2 que no fue válido ni pudo ser revisado para convalidarlo como sí ocurrió con el 2-1 que marcó Joselu y que le dio la clasificación al Real Madrid a una nueva final de la Champions.

Rodrygo, a un centímetro del gol

Vinicius fue un puñal en toda la jornada. En el inicio del segundo tiempo y con Davies empezando a hacer daño, el ‘7’ de los blancos empezó una gran jugada con desborde por izquierda que encontró el pie de Goes. De milagro no entró en el palo izquierdo de Neuer. Empezaba a ser un monologo de Neuer.

 GOLAZO DE DAVIES

Sorpresa o no para algunos fueron los alemanes quienes pegaron primero. El equipo de Tuchel hizo honor a esos slogans que le catalogan como uno de los rivales más incomodos a enfrentar a 180 minutos. Todo empezaba con Davies en una carrera por izquierda y eludiendo a defensores para terminar todo con un brutal derechazo. Gol infernal de un Bayern que no lo pasaba bien en el Bernabéu.

Gol anulado a Nacho

No demoraría la reacción del Real Madrid. Tras un tiro de esquina y de algunos rebotes un disparo desde afuera encontraría la pierna de Nacho. ¿El problema? Las manos en la cara de Carvajal sobre Kimmich. Anulado todo y con ventaja Bayern.