Opinión

Raúl Gómez Lince

Silvio Devoto Passano

sidepaderby@hotmail.com

Un Turfman a carta cabal

Profesional del Derecho, destacó entre sus pares desde muy joven y votación popular representó a la ciudadanía guayaquileña en el Cabido porteño desempeñando a entera satisfacción la Vicepresidencia del M.I. Concejo Cantonal. Y prestando sus servicios como Sindico de la H. Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Formó parte de la familia hípica desde muy joven y su amistad con el Ing. Miguel Salem Dibo, su hermano Julio y don Alberto Samán, lo llevo hacer sociedad en una de las cuadras más importantes de los hipódromos “Santa Cecilia” y “Costa Azul”, EL OCHO, que tuvieran grandes campeones como Aladino, Drifter, Enigmática y el triple coronado Farsante, entre otros.

Su eficiente gestión y el bien ganado respeto de la sociedad por su cultura y don de gente fue un verdadero imán para la visita semanal de destacadas figuras de la Diplomática y la Política que enaltecían las tardes turfisticas de nuestros hipódromos.

Alguna vez, disconforme con algún comentario mío aparecido en la Revista “El Derby”, allá 1963, me preguntó con absoluta educación… acaso ¿Usted ha sido nombrado fiscalizador de la hípica? Añadiendo no estoy de acuerdo con su crítica pero la respeto, continúe adelante joven, expresando siempre si verdad.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor