Actualidad

¡Ratificado!, en la Asamblea se pondrá un alto al microtráfico

Los candidatos de Centro Democrático por el Distrito 1 recorrieron varias calles de la parroquia Febres Cordero, donde están registrados 348.903 votantes. Allí reafirmaron su compromiso de luchar por un país libre de drogas y una juventud sana.

GUAYAQUIL. El canicular sol y la alta temperatura no fueron impedimento para que habitantes de un extenso sector del suburbio de Guayaquil salgan de sus casas, a recibir el paso de la caminata naranja de los candidatos a la Asamblea Nacional del movimiento Centro Democrático.

María de Lourdes Valdivieso, Arturo Albán, Carlos Páez y David Calderón, candidatos por el Distrito 1, se concentraron en la 37 y Chembers, suburbio oeste, junto a un nutrido grupo de simpatizantes de la fuerza naranja.

Desde allí, en el recorrido puerta a puerta, los ciudadanos fueron expresando una preocupación común que los inquieta en el día a día: los jóvenes del barrio que se pierden por el consumo de drogas.

Por ello, los aspirantes al Parlamento se dieron un tiempo para visitar el Centro de Rehabilitación de Adictos Enmanuel, Dios con Nosotros, en la 34 y Chambers, dirigido por Luis Martínez y en el que atienden a 21 jóvenes.

“Se siente bonito estar aquí aunque en su momento se hayan portado mal. Siempre busquen portarse bien, ser personas útiles para la sociedad, para sus familias y para ustedes. Con la bendición de Dios van a salir adelante”, les dijo ‘Maluly’ Valdivieso en una breve charla que compartió con los pacientes del lugar.

Norma Carbo, una madre trabajadora que se dedica a la costura para mantener a su familia, pidió a los candidatos que trabajen por los niños y jóvenes, en especial aquellos que han caído en el vicio de las drogas. “De día y de noche se pueden ver como deambulan consumiendo droga sin importarles quien los vea”.

Una cuadra más adelante, dos mujeres adultas les dicen a los candidatos que ojalá que cuando lleguen a la Asamblea se acuerden de los pobres. “Sobre todo que no se olviden de la juventud que se sigue perdiendo en el vicio de la droga sin que la policía ni nadie pueda hacer nada”.

En Rosendo Avilés y la 33, Alberto Luna, quien estaba fuera de su tienda junto a su familia, reclamó por más seguridad no solo por la delincuencia común sino también por los vendedores de drogas.

Valdivieso les explicó, en su turno a cada ciudadano que planteó está inquietud, que el movimiento que lidera Jimmy Jairala llegará a la Asamblea para trabajar por un país seguro y sin drogas. “Se emprenderá una lucha firme contra el microtráfico, se hará una tarea educativa para prevenir el consumo de drogas entre nuestros niños y jóvenes, en barrios y en colegios. También se rehabilitará, capacitará, se brindará asistencia y se reinsertará en la sociedad a los jóvenes que han caído en el flagelo de la droga”.

Luego de escuchar a los candidatos, Luna aseguró firmemente que “por un país seguro yo votaré 1”.

Saraí Álvarez, con sus ojos brillosos, dijo que hay que hacer algo por esa juventud para que no se pierda. “Tenemos un Dios salvador y nosotros somos mensajeros de él. Si usted está aquí es por algo, porque Dios la puso en el camino de la gente”, le dijo a ‘Maluly’ Valdivieso.

Dentro del recorrido también se escucharon voces de agradecimiento a la labor que desde la Prefectura del Guayas realiza Jimmy Jairala, fundador y presidente del movimiento Centro Democrático. Gilber Paredes destacó los beneficios que recibe su pequeña hija Paulette, de 3 años, quien en casi un año de tratamiento en el Centro de Equinoterapia ha mostrado progresos con la rehabilitación recibida.

A medida que avanzaba la caminata y la mañana, el grito de ‘Vota todo 1’, ‘Con Jairala somos 1’ contagiaba a los moradores como en los alrededores del mercado Santa Teresita, en Maracaibo y la 32, donde comerciantes y compradores salieron a saludar a los candidatos y a tomarse fotografías. (Centro Democrático/LA NACIÓN)