Opinión

Radicalización de la Revolución

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Las tres últimas medidas que la Presidencia de La República enviará a la Asamblea Nacional para su aprobación son de corte verdaderamente revolucionarios, que cambiarán en mediano plazo la estructura de la libre empresa y el derecho a la propiedad adquirida legalmente o heredada. Seguramente el Pleno de la Asamblea aprobará sin objeciones todo lo que envíe el Poder Ejecutivo.

Impuesto a la plusvalía.- Es el más acertado, puesto que muchos propietarios de tierras, grandes constructores y promotores de bienes raíces se han enriquecido comercializando tierras que heredaron y/o compraron a precios insignificantes, y hoy en día, las mercadean ya construidas hasta en $5.000 el metro cuadrado, logrando fabulosas utilidades. Este abuso en poco tiempo hará una burbuja inmobiliaria de incalculable daño económico y social.

Impuesto a la herencia.- La creación de este impuesto con los porcentajes propuestos hará que en un plazo no mayor de 15 años el Estado sea el gran propietario de la mayoría de bienes muebles, inmuebles urbanos y rurales, además de acciones recibidas en herencia, ya que los herederos estarán incapacitados de pagar los impuestos consecuentemente vendrán los juicios de coactiva y la aprehensión de los bienes a favor del acreedor es decir el estado.

Dinero electrónico.- Originalmente le propuso que este sistema era voluntario que beneficiaría a la población que no tiene acceso a la banca, pero según las últimas informaciones, la aplicación se realizará a toda la banca dejando de ser voluntario. Sería una especie de feriado electrónico, puesto que el Estado podrá disponer del dinero que los bancos por obligación tendrán que depositar en el ex Banco Central temiéndose que esos depósitos se los llegue a utilizar para financiar el déficit estatal.

Estos tres proyectos hacen suponer que la radicalización de la Revolución Ciudadana tiene objetivos a largo plazo.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.