Opinión

Quo vadis Ecuador…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil.

 

 

De ahora en adelante, hay que exigir que se escriba en piedra y con tinta sangre, las ofertas de campaña electoral, de todos estos farsantes y traidores, que prometen acabar con la corrupción, combatir al Correísmo, devolver lo robado, cambios estructurales en el modelo económico, y ya estando en el poder, lo primero que hacen es pactar con el Correísmo y las mafias políticas, invocando la gobernabilidad…

Tanto Lasso como Noboa, son la continuidad del Gobierno de Correa, que desde Bélgica y México los ha manipulado como títeres y Pinochos…

Ahora entiendo perfectamente el dolor y la vergüenza que tiene que estar sufriendo Álvaro, al mirar desde su rincón, cómo su propio hijo, le ha dado su puñalada, y ha pactado con su archie enemigo, que lo ofendió, le robó parte de sus propiedades, se burló…, podríamos decir que aquello es problema entre blancos, pero con esta aptitud y actitud, los platos y la agonía que vivimos es nuestro peor castigo y nos cae a todos…

¿A dónde vamos? Inexorablemente al abismo, a la nada, a la disolución como Estado, así como cierran miles de negocios por la inseguridad y las vacunas, la diáspora y la migración forzosa ha comenzado de ecuatorianos de bien, por todo el mundo…

Cómo en Venezuela, primero salieron aquellos grandes empresarios y comerciantes, luego los jóvenes profesionales y los mejores talentos buscando su destino en US y Europa. Luego la gente en masa, perseguidos por el hambre y la persecución de políticos como Chávez y Maduro, cargados de odios y resentimientos en contra de todos aquellos que hasta antes de llegar ellos, Venezuela era un país de progreso, riquezas, envidia de América…

Tuvieron que llegar los parásitos del socialismo 21, para de manera engañosa, transformar todo lo bueno en supuestos repartos equitativos y de justicia social, para destruir con perversidad todo aquello que generaba trabajo y riqueza, en zonas de abandono, y desiertos de miseria…Pero en aquello que definitivamente tuvieron un éxito histórico y ha sido toda una epopeya, es la institucionalización del narcoterrorismo y de la transnacionalización del tráfico de drogas del norte al sur del este al oeste, respaldados estratégicamente por el gran Caín del mundo: CHINA.

Ellos han sido los amigos del Hampa y de las mafias de la droga, para corromper y destruir a los jóvenes, y una vez entontecidos por la ideología socialista y empobrecidos por sus fanáticos líderes, hipotecarios hasta la médula con ellos y convirtiéndonos en COLONIA DEL IMPERIO CHINO.

Lo irónico es que, en CHINA, el castigo a los corruptos y narcotraficantes es LA PENA DE MUERTE. Pero fuera de su territorio tienen toda la autorización y patente, para sobornar, cohechar y negociar bajo la mesa, con todo ese universo de pillos y delincuentes de cuello blanco, tirados a aniñados de WallSteet, políglotas, emprendedores y modernos…

Identificada la causa y al principal enemigo de nuestra realidad infeliz en que nos encontramos, debemos reaccionar no hay otro camino, o hacer maletas y huir de nuestro propio país…

Lloro y lo digo en serio, porque miro en los jóvenes de hoy otras prioridades, viven en otro mundo, no se inmutan, han aprendido a sobrevivir en este mundo de violencia, se esconden y refunden en sus aparatos electrónicos así el mundo se les venga abajo, sus hábitos son tan distintos a los nuestros, que todavía queremos vivir al aire libre, caminar y recorrer mirando el horizonte, disfrutando la naturaleza, ellos usan audífonos, sólo escuchan aquello que les interesa…

Sólo la inteligencia artificial podrá derrotar y cambiar los paradigmas de esta nueva generación de zetas o como se los denomine, porque me perdí en esas nomenclaturas… por aquello a mis hijos y nietos, les sigo exigiendo al viejo estilo, respeto a los mayores, abran el corazón y sean solidarios, sean éticos y tengan principios, recuerden que la vida es una constante lucha en donde sólo con amor se puede transformar el mundo, con odios, complejos y resentimientos, nunca llegarán salvo al abismo…

Quo Vadis Ecuador. Despierta América.

 

Semper Fi.