Deportes

Quito recibió a las medallistas con euforia y gratitud

Una larga caravana acompañó a las medallistas olímpicas. En el estadio Olímpico Atahualpa fueron recibidas por alrededor de 1.000 personas.

Pasadas las 16h00, Neisi Dajomes y Tamara Salazar llegaron a un hotel ubicado frente al aeropuerto. Ingresaron por una puerta posterior e inmediatamente subieron hasta las habitaciones donde permanecieron cerca de 2 horas.

En los exteriores del hotel se agruparon familiares, amigos y aficionados que buscaban una fotografía de una de las deportistas. Antes de su salida se desplegó un operativo de seguridad que hizo un camino de honor para facilitar el paso de las ecuatorianas.

Un bus de dos pisos, brandeado con las imágenes Alfredo Campo, Tamara Salazar, Neisi Dajomes, Richard Carapaz y Angie Palacios las recibió y transportó en una caravana, que fue acompañada por cientos de vehículos.

A lo largo del trayecto recibieron saludos de las personas que, al grito de ¡Sí se pudo! y el sonido de las bocinas, demostraron su agradecimiento por el triunfo de las tres deportistas.

Pasadas las 20h30 el bus, en el que también viajaron familiares y amigos de las medallista, llegó hasta el sector norte del estadio Olímpico Atahualpa. Su ingreso fue acompañado por un juego de luces y en la pista atlética un grupo de jóvenes portaban las banderas de las 24 provincias del país.

Previo al homenaje, se observó a Jefferson Pérez, doble medallista olímpico, quien es parte de la empresa que organizó el recibimiento, correr de un sitio a otro dejando todo en orden.

Las tres homenajeadas se mostraron felices por el cariño recibido. Tras una breve rueda de prensa y reconocimientos abandonaron el escenario deportivo más trascendente del Ecuador. (AS)

Dato
La caravana duró algo más de 120 minutos.

 

 

LA HORA

Quito recibió a las medallistas con euforia y gratitud (lahora.com.ec)