Opinión

Quiteños desarrollan dispositivo capaz de cambiarle la vida a personas invidentes

Se trata del emprendimiento social HandEyes, que estaría nominado en los premios WSIS de la ONU


Hace unos meses reseñábamos el caso del emprendimiento social HandEyes, fundado por el quiteño Diego Aguinsaca, quien durante su época universitaria desarrolló los primeros prototipos de un dispositivo capaz de cambiar la forma en la que los invidentes se desplazaban por la ciudad.

El proyecto se profesionalizó y su principal producto, EyeClip, comenzó a comercializarse en todo el continente.

Sin embargo, con el pasar del tiempo comenzaron a desarrollar nuevas ideas que le brindarían al proyecto la posibilidad de seguir mejorando la calidad de vida de las personas con discapacidades visuales de todo el mundo. Es así que surgió el dispositivo que llamaron EyeBorg, que actualmente estaría siendo considerado por la ONU en su premio World Summit on the Information Society (WSIS).

Pero, ¿qué es el EyeBorg?

El nombre del proyecto viene de la unión de las palabras Eye y Cyborg, que sugieren que están buscando la creación de seres humanos superiores gracias a la comunión creada entre personas e iniciativas tecnológicas de alto calibre. Este es un concepto que se ha venido desarrollando a lo largo de las últimas décadas, y que cada vez se acerca más a la realidad.

Se trata de un implante superficial que, similar al dispositivo original, analiza el entorno de la persona que lo está utilizando. A través de su sistema, le brinda información exacta al usuario, permitiendo que tenga una percepción aumentada de lo que la rodea, y haciendo que pueda transportarse de forma independiente y segura.

«EyeBorg permite al usuario sentir a qué distancia se encuentra el obstáculo y además le permite verificar las dimensiones del mismo con un leve movimiento de la cabeza, mejorando así la capacidad de orientarse y su movilidad», afirman en el sitio web de la empresa, explicando también que siguen actualizándolo para que el usuario ni siquiera tenga que moverse para estudiar el entorno.

Gracias a lo innovador del EyeBorg, la empresa estaría nominada al premio WSIS desarrollado por la ONU, lo que le permitiría alcanzar un estatus completamente inédito en cuanto a las empresas sociales de nuestro país. Estaría entre los finalistas del concurso, por lo que se trata de una idea que está cada vez más cerca de materializarse.

Ecuatorianos reconocidos por proyectos sociales

Mientras más crece el emprendimiento en el Ecuador, mayor es la cantidad de proyectos enfocados en ayudar a personas discapacitadas. Uno de los ejemplos más relevantes es el de Speakliz, app desarrollada para personas con discapacidades auditivas, que también fue nominado por la ONU basándose en sus Objetivos de Desarrollo Sustentable.

Del mismo modo tenemos emprendimientos como: Maní y Readsigns, que fueron reconocidos por History Channel; Empatix, un juguete con el que buscan generar empatía por los problemas que afectan a las personas invidentes; y Ecuaprotesis 3D, proyecto de un guayaquileño que elabora prótesis mediante impresión 3D.

Por: www.theboss.ec