Opinión

Quieren meternos la mano…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Ahora resulta según el magistrado Saquicela, que so pretexto de la denuncia del Gobierno de EEUU, de revocar visas a Jueces, fiscales y personal vinculados a la Función Judicial, de que se le quiere meter la mano a esta Función del Estado, e interferir en su independencia y autonomía…

Que ellos no se oponen a qué contraloría efectúe cuantas auditorías sean necesarias a sus patrimonios, siempre dentro del marco del Derecho y del debido proceso…

Que ellos son los primeros en exigir probidad, ética, idoneidad, en el desempeño de los jueces y miembros de esa Función, y están en constante vigilancia y depuración de actos de corrupción, garantizando eso sí el marco de institucionalidad de esa fundamental Función del Estado…

La verdad que dentro del deber ser, así deberían actuar y comportarse todos sus integrantes, con total PROBIDAD, transparencia, y por ahí le salió esa vieja frase que identifica a los amigos revolucionarios, que todos y todas somos respetuosos de las decisiones soberanas de otros gobiernos, pero el tema de las visas es un tema privado, aunque aquello tenga que ver con la PROBIDAD…

Mientras sigan funcionarios cínicos y alcahuetes, con total desvergüenza justificando con retórica capciosa, está situación inadmisible, nosotros los ciudadanos seguiremos prisioneros de mañosas y corruptas rutinas que se exigen a todos los usuarios de la Función Judicial, sin aceite los juicios y los procesos duermen el sueño de los justos, o como en otros casos, desaparecen juicios de manera escandalosa y alevosa…

¿Cómo explicar que jueces como “Chuqui seven” sigan imperturbable como juez y tan campante como Jhonny Walker? Jueces que con total audacia dejan en libertad a narcotraficantes, violadores, asaltantes, sicarios, y nadie los toca…

Porqué el presidente de la corte nacional de justicia, no nos explica como en Ecuador nunca ha sido enjuiciado ningún capo del narcotráfico, hay un connubio entre jueces y fiscales, para dejar en la impunidad esos casos, y como explicar que, en manos de esa instancia Judicial, haya procesos con más de veinte años sin resolver, dejan en indefensión a ciertos políticos por presión de partidos y movimientos políticos, y ahí si no exige transparencia, agilidad, independencia, etcétera

Deberíamos exigir que los jueces de la máxima instancia nacional, sean elegidos por votación universal, por colegios o votación indirecta, o como otras autoridades, por periodo fijo, para evitar toda esa corrupción institucional que nos avergüenza como Nación.

 

Semper Fi.