Internacional

¿Quién es la nueva fiscal de Guatemala y qué va a pasar con la lucha contra la corrupción?

Desde el año pasado el enfrentamiento entre el presidente Jimmy Morales y el colombiano Iván Velásquez, ha crecido. El mandatario intentó expulsarlo acusándolo de sobrepasar sus funciones, pero la fiscal Thelma Aldana se interponía. Ella se va y hay nueva sucesora, ¿qué sigue?

La sucesión de la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, quien finaliza su mandato de cuatro años en los que lideró una lucha contra la corrupción junto con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente de la ONU que apoya la desarticulación de mafias en el país, es toda una novela de suspenso.

El presidente guatemalteco, Jimmy Morales, anunció el nombre de la sucesora: María Consuelo Porras, pero el interrogrante es si ella permitirá que la Cicig siga con su trabajo. Desde hace un año al mandatario no le gusta la presencia de esta comisión de la ONU en el país.

Particularmente se ha quejado del exjuez colombiano Iván Velásquez, a quien intentó expulsar del país culpándolo de sobrepasar sus funciones. Velásquez ha realizado varias investigaciones que salpican al círculo familiar de Morales. Incluso la Cicig pidió en agosto pasado el retiro de los fueros a Morales para investigarlo por haber recibido presuntos fondos ilegales en su campaña de 2015.

«He decidido nombrar como fiscal general y jefe del Ministerio Público a la profesional del derecho María Consuelo Porras», integrante de la Corte de Constitucionalidad, anunció Morales en un comunicado. El gobernante eligió a Porras, de 64 años, dentro de una nómina de seis candidatos que le remitió una comisión que evaluó a casi medio centenar de aspirantes.

Ver más: ¿Por qué el presidente Morales intentó expulsar al exjuez colombiano?

Porras sustituirá a mediados de mayo a Aldana, quien siempre respaldó el trabajo de la Cicig, con quien llevaba un trabajo conjunto. Morales comenzó una pugna también con la saliente fiscal Aldana, quien en un momento declaró que no veía a Morales como «un aliado en la lucha contra la corrupción».

¿Quién es la nueva Fiscal?
María Consuelo Porras tiene más de 30 años de ejercicio como abogada y notaria. Ha sido catedrática universitaria y también ha trabajado como magistrada de varias instancias del Poder Judicial y otras áreas de la justicia.

Porras Argueta (Chimaltenango, 23 de agosto de 1953) es una abogada guatemalteca, licenciada en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad San Carlos (Pública) y electa como magistrada suplente de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala para el período 2016-2020.

En su vida profesional destaca haber trabajado como magistrada de la Sala de Apelaciones, Supervisora de Tribunales, fiscal del Ministerio Público y en la jefatura de la Sección de Asuntos Constitucionales y Amparo, además de presentarse como candidata a fiscal en dos ocasiones anteriores, en 2009 y en 2014

La nueva fiscal, electa de una terna de seis candidatos propuestos por la Comisión de Postulación tras depurar decenas de expedientes durante más de dos meses, sustituirá en el cargo el próximo 18 de mayo a Thelma Aldana, quien termina un periodo marcado por un combate frontal a la corrupción y la impunidad.

«Vamos a trabajar de la mano» con la Cicig, declaró Porras a periodistas momentos después de enterarse de su elección, y agregó que el apoyo de la misión «ha sido favorable» para el Ministerio Público.

«He evaluado el trabajo (de la Comisión) y todos los guatemaltecos hemos tenido la oportunidad de escuchar la intervención de la Cicig en Guatemala, que ha sido favorable en su apoyo al Ministerio Público», detalló.

Si bien manifestó que no puede adelantar cuáles serán sus primeras acciones al frente del ente investigador, indicó que comenzará por realizar un «diagnóstico» y sobre esa base empezará «la readecuación del modelo de gestión» para llegar a contar con «fiscales naturales», que vayan «de la escena del crimen hasta los órganos jurisdiccionales».

También apuntó que analizará la aplicación actual de la prisión preventiva y las medidas sustitutivas, «respetando la ley y siendo muy objetivos».

La Cicig, por su lado, felicitó a Porras por el nombramiento y expresó «su confianza en que se continúe trabajando en estrecha colaboración (…) en el combate a la impunidad».

Sin embargo, el colectivo Justicia Ya manifestó su preocupación porque la próxima fiscal mantiene «posibles vínculos» con el mandatario y grupos militares detractores de la comisión, algo que rechazó Porras.

«Insto a la nueva fiscal general y jefe del Ministerio Público a impulsar una política de persecución penal objetiva, imparcial e independiente», agregó Morales.

Renuncias en el Ministerio
Cuatro altos cargos del Ministerio Público de Guatemala, entre ellos la secretaria general Mayra Véliz, renunciaron a su puesto, según informó la Fiscalía. Las dimisiones fueron justificadas por «asuntos personales» pero se presentaron tan pronto como se dio el nombramiento de la nueva fiscal.

Además de Véliz, las personas que presentaron su dimisión fueron el secretario de Política Criminal, Rootman Pérez; la secretaria privada y de asuntos estratégicos, Ofelia González, y el coordinador nacional del sistema informático, Ronald Figueroa.

Cuestionada por si el nuevo nombramiento tiene relación con estas dimisiones, la portavoz de la Fiscalía, Julia Barrera, indicó a Acan-Efe que se trata de «una decisión personal de cada uno de los funcionarios» y que esta se produjo el miércoles, aunque no fue dada a conocer hasta este jueves.

Rootman publicó un mensaje en sus redes sociales informando de esta decisión y reiteró su lucha por una mejor Guatemala. «Desde cualquier espacio, continuaré luchando con la firme convicción, que es posible construir un mejor país», escribió.

Las cuatro renuncias, agregó Barrera, se harán efectivas a partir del 17 de mayo, cuando Aldana entregue el cargo, motivo por el que la secretaría general del Ministerio Público ya «ha establecido comunicación» con Porras Argueta con el objetivo de «iniciar el proceso de transición».