Actualidad

¿Quién es Walter Solís y por qué se pide su extradición desde México?

El exministro del correísmo afronta su tercera vinculación a un caso de la Fiscalía. Se pide su extradición desde México, donde está refugiado.

Ocupó el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y hoy la justicia ecuatoriana espera su retorno, para enfrentar cargos de presunto peculado. Walter Solís, que permanece como refugiado en México, es imputado por los casos Senagua, Sobornos y Reconstrucción de Manabí. Solís fue ministro de Estado desde el 2010, cuando asumió la Secretaría Nacional del Agua y en junio de 2015 pasó al Ministerio de Obras Públicas, hasta su renuncia en septiembre de 2016.

En su carta de renuncia, Solís adujo “asuntos personales”, pero días después, el entonces presidente, Rafael Correa, agregó que su salida se debió a un “error imperdonable”.

Según Correa, la salida de Solís se dio por la extensión de 60 días que se dio en el concurso para la concesión del Puerto de Manta. Supuestamente, el tiempo serviría para recopilar información pero terminó con el retiro de algunos ofertantes.

Durante esos seis años en el gobierno, estuvo envuelto en polémicas por contratos, la Fiscalía General del Estado detectó indicios de peculado y cohecho. En mayo de 2012, luego de los procesos que se llevaron en su contra y su estatus de prófugo. México reconoció que el exministro se encontraba en su país en condición de “refugiado”.

Este 12 de abril de 2024, el juez Julio César Inga dispuso que se oficie a la Interpol para la ubicación y captura (internacional) de Solis. Fue vinculado al caso Reconstrucción de Manabí, una tercera investigación en su contra.

Los casos dos casos previos en contra de Solís

El exministro acumula dos sentencias previas por los casos Senagua y Sobornos, pero no ha cumplido ninguna, gracias a su estatus de refugiado en México. El asilo lo concedió el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En cuanto al caso Senagua, fue sentenciado a ocho años de prisión, luego de que dispuso el pago de USD 8.130.626,16 para el pago de una mediación por contrato privado de honorarios.

Los recursos se habrían desviado para pagos a terceros. Además, es uno de los 20 sentenciados por cohecho pasivo agravado en el caso Sobornos, donde -según la Fiscalía- se perjudicó al Estado por USD 2,5 millones, en la trama que involucra a la empresa brasileña Odebretch.

Por:  PRIMICIAS