Internacional

Quién es “El Tigre” Bonilla, el brutal ex jefe de policía hondureño que está a punto de ser extraditado a Estados Unidos

En el departamento de Copán, fronterizo con Guatemala y porción vital de la ruta de la cocaína en Honduras, algunos recuerdan a Juan Carlos Bonilla Valladares como un tipo al que no le temblaba la mano para deshacerse de los criminales. Fiscales de Estados Unidos dicen de él otra cosa: que fue uno de los principales aliados del expresidente Juan Orlando Hernández en el negocio del narcotráfico y uno de los funcionarios que convirtió a Honduras en un estado mafia.

Valladares, también conocido como El Tigre, fue director de la Policía Nacional de Honduras entre 2012 y 2013 y antes de eso jefe regional en el occidente del país, en la zona entonces más caliente en el tráfico de cocaína en el continente. Fue ahí, en los departamentos de Copán, Ocotepeque, Santa Bárbara y Lempira, dónde El Tigre forjó su leyenda de hombre duro y, según los fiscales estadounidenses, donde ascendió en el negocio del narcotráfico bajo las sombras de Juan Orlando Hernández y su hermano Juan Antonio “Tony” Hernández.

En abril de 2020, el Departamento de Justicia (DOJ) acusó a Bonilla ante un tribunal de Manhattan, Nueva York, de varios delitos de narcotráfico. La acusación, firmada por el fiscal especial George S. Berman, dice que el Tigre fue parte importante de la operación multinacional que dirigían los hermanos Hernández.

Bonilla, dice Berman, “abusó de sus puestos en la fuerza pública hondureña para burlar la ley y jugar un papel esencial en una violenta conspiración internacional de narcotráfico… En nombre del excongresista Tony Hernández (condenado por narcotráfico) y de su hermano el presidente, Bonilla Valladares supervisó el transporte de varias toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos, uso armas de grueso calibre para lograrlo y participó en actos de violencia extrema, incluido el asesinato de un traficante rival”.

 

Fuente Infobae