Opinión

«Queridos jubiletas”

Autor desconocido.

Colaboración de Vita Wilson

Desde Clearwater-Florida para La Nación de Guayaquil-Ecuador

Estamos en una edad maravillosa, hasta se nos ve elegantes. Tenemos casi todo lo que queríamos de pequeños:

No vamos a clases ni al trabajo y tenemos una pensión mensual

No tenemos que volver a una hora determinada cuando salimos.

Algunos aún tenemos licencia de conducir y hasta coche propio.

¡Entonces la vida es hermosa! Además, somos increíblemente inteligentes, nuestro cerebro es un poco más lento porque está sobrecargado de conocimiento.

Hay muchas cosas acumuladas en nuestra cabeza que, por cierto, ejercen presión sobre el oído interno, por ello a veces tenemos problemas de audición. Es como si el disco duro de un ordenador se ralentizara por estar lleno de archivos. Nuestro cerebro no es que sea débil, pero ha acumulado mucha información. La gente de nuestra edad, a veces entramos a una habitación y no recordamos lo que queríamos hacer, o no recordamos dónde pusimos algo.

¡No es un problema de memoria!

La naturaleza hace esto para obligarnos a seguir moviéndonos, al menos un poco más.

PARA TODOS LOS MAYORES DE 60:

Alimentos requeridos:

  1. Verduras y frutas.
  2. Mariscos, especialmente pescado
  3. Frutos secos
  4. Huevos
  5. Salmón
  6. Aceite de oliva extra virgen
  7. Pollo
  8. Y, sobre todo, comida sana

Tres cosas para tratar de olvidar:

  1. Edad
  2. Pasado
  3. Resentimientos

Cuatro cosas importantes:

  1. Familia
  2. Amigos
  3. Pensamientos positivos
  4. Vivir el presente.

Tus acciones más importantes:

  1. Ríe mucho.
  2. Haz deporte, pero solo a tu ritmo
  3. Pasa más tiempo con amigos (no solo con hijos o nietos, sino con amigos).
  4. No te pierdas ningún evento.

Seis cosas esenciales:

  1. No esperes a tener sed para beber agua. Bebe con más frecuencia.
  2. No te levantes temprano, duerme lo suficiente.
  3. No esperes hasta que estés cansado para descansar.
  4. No esperes a estar enfermo para hacerte un examen médico.
  5. Nunca dejes de creer en Dios. Los milagros existen.
  6. Mantente positivo y siempre espera lo mejor.