Tecnociencia

Qué son los perfiles ICC de Windows, para qué sirven y cómo instalar uno

Instalar y configurar un perfil ICC en Windows 11 es un proceso sencillo que puede tener un gran impacto en la calidad de tu trabajo, especialmente en campos donde la exactitud del color es vital.

Windows 11 es un sistema operativo lleno de características sorprendentes que muchas veces pasan desapercibidas. Entre su vasto conjunto de funcionalidades, se esconden miles de archivos y ajustes que juegan un papel crucial en el funcionamiento del sistema.

Estos elementos, aunque invisibles para la mayoría de los usuarios, son fundamentales para el rendimiento y la estabilidad del equipo.

Aunque pocos los utilizan, estos perfiles son imprescindibles para garantizar que los colores que ves en tu pantalla sean los más precisos y fieles a la realidad posible, de aquí a que es una característica muy importante, sobre todo para los diseñadores o los que trabajan con apps como Photoshop.

¿Qué son los perfiles ICC y por qué son importantes?

Un perfil de color ICC (International Color Consortium) es un conjunto de datos que define cómo deben aparecer los colores en diferentes equipos. Son vitales para la gestión del color, asegurando que sean consistentes entre tu monitor, impresora y otros dispositivos.

Sin ellos, los colores podrían variar significativamente de un dispositivo a otro, complicando tareas como la edición de fotos o el diseño gráfico. Imagina que estás editando una fotografía y los colores que ves en tu monitor no se corresponden con los que realmente tiene la imagen.

ASÍ PUEDES ARREGLAR TÚ MISMO PARA QUE WINDOWS 11 SEA MUCHO MEJOR

Cómo instalar un perfil ICC en Windows 11

O que estás diseñando un sitio web y los tonos que eliges no se muestran correctamente en la pantalla de tus clientes. Estos problemas pueden evitarse utilizando perfiles ICC. Windows 11, por defecto, intenta elegir el perfil más adecuado para tu monitor.

Sin embargo, este perfil genérico del sistema puede no ser el más preciso, por lo que instalar uno personalizado y específico para tu monitor, te aseguras de que los colores que ves en pantalla sean lo más fieles posible a la realidad.

Lo primero que necesitas es un perfil de color ICC. Puedes obtenerlo del sitio web del fabricante de tu monitor, que suele ofrecer perfiles específicos para sus modelos. Alternativamente, puedes utilizar perfiles de terceros, como los que ofrece Adobe.

  1. Una vez hecho lo anterior, haz clic en el menú Inicio, escribe Administración del color y selecciona la opción que aparece en los resultados.
  2. En la nueva ventana, selecciona el dispositivo para el que deseas instalar el perfil ICC. Normalmente, será tu monitor principal. Este lo puedes elegir en el apartado Dispositivo.

Cómo instalar un perfil ICC en Windows 11

Computer Hoy

Haz clic en el botón Agregar y selecciona el archivo ICC que has descargado previamente. Pero también puedes seleccionar los que se encuentran disponibles por defecto en el sistema, esto ya depende de tus necesidades y preferencias.

Perfiles ICC en Windows
Computer Hoy

Una vez seleccionado el archivo ICC, haz clic en el botón Aceptar. Para que el perfil se aplique de forma permanente, marca la casilla Usar mi configuración para este dispositivo y luego haz clic en Establecer como perfil predeterminado.

Tras seguir estos pasos, tu monitor debería actualizarse para utilizar el nuevo perfil de color. Es posible que notes un parpadeo o que la pantalla se quede en blanco brevemente mientras se aplica el cambio.

Si no estás satisfecho con el resultado, puedes probar con otros perfiles hasta encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

El uso de los perfiles ICC tiene múltiples ventajas, especialmente si trabajas en áreas donde la precisión del color es crucial, como la fotografía, el diseño gráfico o la impresión.

Esta función garantiza que los colores que ves en la pantalla sean lo más fieles posible a la realidad, facilitando tu trabajo diario y mejorando la calidad de tus proyectos.

Por:  COMPUTER HOY