Opinión

QUE SEA SU VOLUNTAD…

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

 

El 7 de febrero de 2024, la Corte Constitucional del Ecuador (CC) ha emitido un histórico fallo, permitiendo -previo a cumplir varias condiciones de rigor- la Eutanasia.

El DRAE define la Eutanasia como:

“1. f. Intervención deliberada para poner fin a la vida de un paciente sin perspectiva de cura.

  1. f. Med. Muerte sin sufrimiento físico”

El fallo de la CC responde a la demanda que presentó la ciudadana Paola Roldán Espinosa, quien desgraciadamente, sufre de ELA: una terrible y poco común enfermedad degenerativa -sin posibilidad de cura o mejora, según calificados informes médicos existentes- que la han mantenido postrada con incapacidad de siquiera poder moverse mínimamente en su cama…

! LO ÚNICO QUE FUNCIONA PERFECTAMENTE EN ELLA, ¡ES SU MARAVILLOSA, AMOROSA Y PRIVILEGIADA MENTE…!

Paola Roldán Espinosa (42) no es una persona cualquiera… es una bella y amante esposa -cuyo esposo ha sido y es, un Ángel de la Guarda durante toda su larga y penosa enfermedad- es una Madre, amante y querendona de su bello hijo; es además, una hija excepcional apegada a sus padres -él un prestante y calificado Abogado, y ella, una Empresaria  exportadora, es decir: unos inteligentes, luchadores y buenos ciudadanos- En fin, Paola es una persona 100% equilibrada, que ha vivido dentro de un entorno Cristiano de familia, y con un futuro promisorio y agradable de vida, empero los pequeños problemas domésticos, que cualquier persona debe lidiar…

¿Por qué alguien así, querría morir…?

La respuesta es: por ninguna otra razón, ¡que no sea su terrible enfermedad…! que día a día, merma su ya terrible discapacidad, que se estima en 95%…y que le produce inimaginables -para alguien sano- episodios de dolor y de ansiedad…

Por eso, ella ha pedido poder MORIR CON DIGNIDAD, ¡mientras pueda despedirse de los suyos EN CONCIENCIA Y CON EL AMOR QUE LOS UNE Y LOS RODEA…! ¡No como un objeto inerte…!

Y ese derecho, es el que finalmente, la CC le ha concedido…

¡Partiendo de la base, de que todos…! ¡Absolutamente TODOS! pasaremos por el trance de enfrentar nuestra muerte… no es menos cierto que, una circunstancia como la de Paola, nos estremece… no solo para ella, sino para sus amorosos hijo, esposo y padres -Francisco y Magoli, a quienes conozco y aprecio, e imagino lo duro que han tenido que pasar, para “aceptar” al grave designio escogido por su bella hija…

Estoy seguro, que Paola mutará en un bello Ángel que, desde el cielo, cuidará de Oliver, Nicolás, Francisco, Magoli y de todos sus hermanos, sobrinos, amigos y demás relacionados… que la quieren, que le ADMIRAMOS, y rezaremos por ella… para que, cuando sus ojos se cierren SIN DOLOR NI ANSIEDAD, ¡se abra aquella luz intensa que la guíe hasta el cielo, caminando -otra vez con sus piernas- con plena alegría hacia Dios…!

! Él, comprende ya, que la CC ha obrado con piedad y humanismo, más allá de los terribles dilemas de todo orden, ¡que con valentía han debido sortear…!

 ¡Hay un nuevo Ángel en el cielo…! Amén…