Opinión

¿Qué pasará con nuestros datos?

Eliana Cañizares/Guayaquil
eliana.canizares@casagrande.edu.ec

Hace unos días nos enteramos de la noticia de que se habían filtrado datos del Ministerio de Salud Pública, en los que constaban nombre del ciudadano, cédula, historial clínica, diagnóstico, y fallecimiento (si lo hubo).

Como ciudadanos y usuarios estamos todo el tiempo en riesgo de que nuestros datos personales, esos que se almacenan en la nube y en softwares, sean filtrados y expuestos. Pero creo que muchos aún no comprendemos la magnitud del problema de que nuestros datos sean filtrados.

Como esto no ocurre solo en plataformas del gobierno sino también en redes sociales y en softwares de empresas locales, se decidió crear la Ley Orgánica de Protección de Datos, la cual se publicó en mayo de este año. No es efectiva inmediatamente, puesto que las empresas tienen un periodo de 2 años para realizar los cambios correspondientes.

Esta ley propone regular el flujo de datos digitalizados de los ecuatorianos, impedir que la información de una persona se mueva sin su permiso, y sancionar a los servidores públicos y privados que incumplan el tratamiento adecuado.

Con solo unos cuantos datos, nos convertimos en perfiles bombardeados con publicidad y propaganda, y todo lo que hacemos en la web es recolectado.

Aunque estamos en camino a una nueva era que garantiza los derechos de los usuarios en las plataformas digitales, también es nuestra responsabilidad estar al tanto de lo que significa introducir nuestros datos personales en redes sociales.