Economía

¿Qué opciones existen para refinanciar los créditos educativos?

El banco del Pacífico es la institución que tiene la mayor cartera de este tipo de créditos, pero ofrece refinanciamiento restringido a ciertos requisitos. En el resto de instituciones, una resolución abre la posibilidad de que se evalúe caso por caso.

La educación es uno de los gastos más altos tanto a nivel familiar como personal. Los créditos educativos se vuelven, en este contexto, una opción para cubrir esos gastos; pero las condiciones en que se los otorga, con plazos de hasta 15 años, los convierte en muchos casos en una pesada carga para jóvenes con bajos sueldos y precaria situación laboral.

El monto original se puede más que duplicar cuando se pagan mes a mes, durante varios años, estos préstamos, según Ana María González, asesora en finanzas personales.

Por eso, antes de endeudarse en este tipo de productos financieros se debe evaluar realmente cuánto se tendrá que pagar, cuáles son exactamente las cuotas mensuales y compararlas con el ingreso medio de la profesión que se va a estudiar. Así, se puede minimizar el riesgo de adquirir compromisos difíciles de cumplir a futuro.

Sin embargo, si ya se benefició de un crédito educativo, y por varias razones, como los mismos bajos ingresos o incluso la falta de empleo, no se puede pagar lo acordado, actualmente existen opciones para refinanciar la deuda, tanto en el sector público como privado.

¿ Cómo refinanciar el crédito con el Banco del Pacífico?

Aunque en los últimos meses ha reducido drásticamente la concesión de préstamos para estudios, Banco del Pacífico sigue siendo la entidad que tiene la mayor parte de la cartera de este producto financiero en Ecuador.

Actualmente se tiene la opción de refinanciamiento de la deuda estudiantil concedidda a través del extinto Instituto de Crédito Educativo y Becas (IECE) y el Instituto de Fomento al Talento Humano (IFTH).

En este link Crédito Educativo Social | Banco del Pacífico (bancodelpacifico.com) se detalla las condiciones a las que se puede acceder para pagar con al menos un poco más de holgura estos créditos. Entre esas condiciones se incluyen aumento del plazo hasta 20 años y una menor tasa de interés que pasa del 9,50% al 9,11 %.

Sin embargo, esta opción de refinanciamiento solo aplica a los créditos vencidos, donde se a excedido la fecha máxima de pago y están involucrados en  procesos de coactiva.

En teoría, la aplicación a un plan de refinanciamiento, en estos casos, permite levantar medidas cautelares, evitar embargo de bienes, pagar una menor cuota mensual, y aplicar a un periodo de gracia de hasta seis meses.

Para la aplicación se deben presentar una serie de documentos y cumplir requisitos:

1.- Carta del cliente solicitando el refinanciamiento o restructuración del crédito.

2.- Solicitud de crédito deudor, garante, codeudor.

3.- Tres fotocopias a color de cédula de identidad vigente, certificado de votación de las últimas elecciones.

4.- Croquis del lugar de domicilio del deudor y codeudor o garante.

5.- Una fotocopia en blanco y negro de la planilla de servicio básico del lugar de residencia.

6.- Documento de respaldo del patrimonio, si fuere el caso (copia de matrícula de vehículos, impuesto predial del año en curso, etc.).

7.- En caso de existir unión de hecho y/o disolución conyugal, deberá presentar tres fotocopias de la escritura pública de hecho o capitulaciones.

8.- En caso de que el apoderado no sea ni garante ni codeudor, deberá presentar tres copias a color de cédula de identidad y certificado de votación legible y vigente.

9.- Las personas que estén bajo relación de dependencia deberán presentar el certificado de trabajo conferido por el empleador, el cual deberá contener como mínimo fecha de ingreso, cargo actual e ingresos. Asimismo, el rol de pago del último mes, con firma y sello original de la empresa.

10.- Quienes se manejan de forma independiente o con negocios propios, el banco solicita la presentación de la copia de RUC/RISE actualizado. Si es RUC, la copia de declaración de IVA y renta de los últimos tres meses y año, respectivamente.

11.- En caso de tener otros ingresos, como arriendos no declarados, deberá presentar el respectivo contrato.

12.- Como requisitos adicionales, el banco solicita que el deudor tenga una cuenta de ahorros en la entidad y que los valores generados por gastos de cobranza e IVA sean depositados en la cuenta transitoria manual de cartera 299090020253.

El refinanciamiento es caso por caso en el resto de bancos y cooperativas

La Junta de la Política y Regulación Financiera, a través de la Resolución JPRF-F-2022-032, estableció mecanismos de alivio para el pago de créditos educativos. Estos mecanismo se aplican a los bancos públicos y privados; además de la economía popular y solidaria, es decir, a las cooperativas.

Cada institución debe evaluar los mejores mecanismo de refinanciamiento o reestructuración de deudas caso por caso. En otras palabras, se debe hacer la solicitud y los clientes tiene que recibir una respuesta sobre cómo se puede aliviar el peso de la obligación pendiente.

Esta respuesta dependerá de las condiciones económicas y laborales de cada solicitante. El plazo de aplicación estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2022.

La mayor crítica a todas esta opciones de refinanciamiento es que, en primer lugar, no están abiertas a todas las situaciones que están enfrentando los deudores; y los requisitos en muchos casos se multiplican para complicar el acceso.

Además, también está el caso de las personas que a duras penas cumplen con los pagos; pero como no están en mora no pueden acceder a ninguna mejora en las condiciones.

Ese es el caso de Karla Novilla, graduada de educación inicial, que aunque está al día en sus cuotas, el peso de la deuda es elevado con respecto al bajo sueldo que gana

«Yo nunca me he atrasado en los pagos porque tengo trabajo. Pero la cuota mensual es de casi $300 y se va casi todo mi sueldo ahí. En mi caso estudié educación inicial y los profesores somo muy mal pagados. Te dan hasta los cinco primeros días de cada mes y si uno se atrasa, así sea $1, ya te cobran mora. Los que estamos al día también deberíamos tener un beneficio, pero no tenemos nada de eso. No sabía en lo que me estaba metiendo; pero pensando que era para mis estudios al final hice el préstamos por $23.000. Eso más que se duplica por que en 15 años terminaré pagando casi $47.000. «, explicó.

Novilla puntualizó que muchas personas, sobre todo en pandemia, no pudieron solventar cuotas tan altas con respecto a la realidad nacional.; y además se combinaron otros problemas como desempleo e incluso enfermedades catastróficas. «Si uno no cumple es pero porque llega la coactiva, le bloquean las cuentas y la deuda sigue subiendo. Las consecuencias también la sufren los garantes», añadió. (JS)

 

Diario La Hora