Actualidad

¿Qué le espera a Ecuador si México lo denuncia ante la Corte Internacional de Justicia?

La Corte Internacional de Justicia está ubicada en La Haya (Países Bajos) y se encarga de resolver conflictos entre Estados, pero sus trámites son largos y detallados.

El asalto sin precedentes de la policía ecuatoriana sobre la embajada de México en Quito generó la respuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que anunció que denunciará a Ecuador ante la Corte Internacional de Justicia.

«Podemos ganar este caso rápidamente», aseguró la canciller mexicana, Alicia Bárcena, quien anunció la medida un domingo. Y este 8 de abril reiteró que acudirán a la Corte y hasta enviará una carta al secretario de la ONU, Antonio Guterres.

Esta instancia internacional, ubicada físicamente en La Haya, incluye 15 jueces, quienes han sido electos por la ONU y por el Consejo de Seguridad. La Corte se encarga básicamente de resolver conflictos o diferencias entre Estados, aplicando normas de derecho internacional.

También entrega recomendaciones consultivas sobre temas jurídicos a petición de los países miembros de la ONU. Este tipo de procesos pueden tomar varios años en llegar a un desenlace.

Algo similar le ocurrió a Ecuador cuando demandó a Colombia por la fumigación aérea con glifosato en la frontera compartida. Ese caso arrancó en marzo de 2008 y llegó a su final en septiembre de 2013, sin ninguna sentencia, ya que Ecuador desistió de su demanda por haber alcanzado un acuerdo con Colombia.

¿Qué pasaría ahora si México finalmente denuncia a Ecuador ante la Corte?

Para Esteban Nicholls, director de estudios latinoamericanos de la Universidad Andina Simón Bolívar de Ecuador (UASB), «de la corte puede esperarse una de dos cosas».

«Una sanción pecuniaria, es decir una multa, o apartar a Ecuador de ciertos» comités y votaciones en organismos organismos multilaterales como la OEA, adelantó el doctor en ciencia política.

La incursión de las fuerzas ecuatorianas de seguridad en la Embajada mexicana en Quito ocurrió el pasado 5 de abril, con la finalidad, según el Gobierno, de capturar al exvicepresidente Jorge Glas, acusado de corrupción.

Aunque, México es libre de fijar sus pretensiones ante la Corte, explica Nicholls, quien también anticipa como podría defenderse Ecuador en el tribunal de la ONU. «Ecuador va argumentar que la embajada mexicana dio cabida a un preso común y corriente, no a un perseguido político (Jorge Glas).

El derecho internacional no da cabida a que un criminal común se ampare en una embajada», anotó. Pero «la corte seguramente va a encontrar a Ecuador culpable porque invadir una embajada es —al menos en la teoría del derecho internacional— invadir otro país», sentenció el profesor.

Por otra parte, los dictámenes de la Corte son irrevocables, sin posibilidad de apelación y de estricta obligación de cumplimiento para los Estados.

Por:  PRIMICIAS