Opinión

QUE LE DIJO EL GANSO A LA GANSA… VENGANZA, VENGANZA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
[email protected]

 

 

Resucita en la política el Licenciado Lenín Moreno Garcés, expresidente Constitucional de la República desde el año 2017 hasta 2021, cuando recibió el poder del prófugo innombrable.

Dichos personajes fueron tan unidos en binomio que cuando fue el cambio de mando, Correa se despidió con un beso en la frente, pero con el pasar de los años el beso de alianza se convirtió en el beso de Judas, sin que hasta hoy no se pueda confirmar quién traicionó a quién, lo único cierto y comprobable, según la opinión pública, es que el menos malo de los últimos tres gobiernos fue el del Lcdo. Lenin Moreno Garcés a pesar de las muchas fallas cometidas durante el ejercicio del poder.

Por el destape del Caso Encuentro se está conociendo que el prófugo innombrable tenía orquestado asesinar por VENGANZA a su sucesor en el cargo, quién también fue inicialmente su binomio electoral triunfador en el año 2007.

Además, el expresidente Moreno deja constancia que constantemente recibe amenazas de su ex patrón político (a) El Mashy.

Parece mentira que durante los últimos tres gobiernos anteriores convirtieron un país que era considerado como una Isla de Paz, en un verdadero Infierno de guerra, corrupción, narco delincuencia con todos sus delitos conexos.

Le toca ahora al Presidente Daniel Noboa Azín afrontar con entereza todos los problemas heredados, que hasta ahora por los deficientes colaboradores que lo rodean, salvo honrosas excepciones, NO ESTÁN CUBRIENDO LAS EXPECTATIVAS CIUDADANAS que el país esperaba, además que lo están convirtiendo en un fracasado continuismo, hecho que le pudiera dificultar una posible reelección inmediata.

No se puede gobernar un país sin planes definidos, concretos y verse obligado a constantes cambios en el Gabinete Ministerial, así como también a los Gobernadores provinciales.