Tecnociencia

Qué ha pasado con Rabbit R1, el asistente con IA que busca reemplazar a los móviles

El avance de la inteligencia artificial no solamente se limita al desarrollo de herramientas como ChatGPTo su integración al software de computadoras con capacidades de procesamiento inspiradas en el cerebro humano, debido a que también ha tenido un impacto significativo desarrollo de hardware, con dispositivos como el reciente Rabbit R1.

Un aparato diseñado en colaboración con Teenage Engineering, que se distingue por su apariencia original y su enfoque en la interacción basada en voz, a diferencia de otros dispositivos que dependen principalmente de una pantalla táctil.

El R1 propone una interacción diferente con la tecnología, alejándose del uso convencional de aplicaciones móviles y aunque su objetivo no sea directamente reemplazar al teléfono móvil tradicional, ofrece una visión intrigante sobre el futuro de la interacción humana con la tecnología.

El dispositivo tiene un precio 199 dólares y ha logrado vender 100,000 unidades en el primer trimestre de 2024. Ahora ya está disponible para su compra en España, sin embargo, aún no se han anunciado planes para su distribución en Latinoamérica.

Cúales son las características de Rabbit R1
Rabbit R1 es un aparato de tamaño compacto de color naranja-rojo, el cual viene equipado con una pantalla, una rueda de desplazamiento y una cámara versátil. Además, presenta funciones de inteligencia artificial avanzadas, basando su operación en el modelo de lenguaje Perplexity.

A diferencia del móvil, este dispositivo elimina las aplicaciones tradicionales en favor de un enfoque centrado en el uso de comandos de voz y manejo de modelos de lenguaje de aprendizaje profundo (LLM) para interactuar con la plataforma Rabbithole, que permite acceder a un limitado número de servicios como Spotify, Uber, DoorDash y Midjourney, aunque se prometió mucho más.

Pese a no requerir el pago de una suscripción mensual, a diferencia de otros productos similares, su pantalla de 2,88 pulgadas limita ciertas funcionalidades, enfocándose en operaciones básicas como pedir comida a domicilio, algo que por ahora solo está disponible en Estados Unidos.

En el caso de la cámara del R1, esta permite realizar tareas como editar documentos o reconocer objetos, complementando su habilidad para gestionar notas, realizar traducciones, grabaciones de voz y más.

Mientras que el reconocimiento visual, una de sus características más promocionadas, muestra capacidad para identificar objetos y su entorno, aunque con ciertas limitaciones. Recordemos que un aspecto crucial para la aceptación de este dispositivo será su capacidad de integrarse de manera más efectiva con un mayor número de servicios y mejorar la experiencia de usuario.

La visión a largo plazo de la compañía encargada del desarrollo de R1 incluye el desarrollo de Rabbit OS, un sistema operativo de escritorio impulsado por IA y un wearable que promete cambiar la forma en que interactuamos con los dispositivos electrónicos en nuestro entorno, la cual pordía ser aún más natural e integrada en nuestras vidas diarias.

Cómo le fue a Rabbit R1 en una prueba de reconocimiento

En una reciente evaluación de la capacidad de las tecnologías de reconocimiento para identificar y contextualizar objetos y textos a través de una simple observación visual, un usuario colocó una serie de libros en una estantería.

Entre los textos seleccionados se encontraban ‘Moby Dick’ de Herman Melville, ‘La costa de Berbería’ de Herbert Asbury, ‘Comprensión de los medios’ de Marshall McLuhan, y ‘Dodsworth’ de Sinclair Lewis.

Durante la prueba, el R1 demostró tener un rendimiento variado, mostrando particular dificultad para reconocer el título ‘Dodsworth’, aunque lograron identificar a ‘Moby Dick’ con relativa facilidad, a menudo proporcionando una breve descripción de su contenido y relevancia.

Y aunque hay avances significativos en la identificación y contextualización de contenido basado en imágenes, aún existen desafíos, especialmente con materiales menos conocidos o claros. La detección de los libros ‘La costa de Berbería’ y ‘Comprensión de los medios’ ocurrió entre el 50% y el 75% de las ocasiones, indicando una capacidad parcial de reconocimiento.

Fuente: infobae.com