Opinión

¿QUÉ ES MÁS IMPORTANTE?

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

Mientras el país se debate prácticamente en una guerra interna de todos contra todos, y la República entera tendrá que soportarlo con estoicismo, debido a la escasa decisión gubernamental de coger el toro por los cuernos y actuar con orden, decisión y disciplina. Sin embargo, otras cosas menos importantes se conocen, se consideran, se debaten y luego se aprueban en la Asamblea Nacional.

El proyecto de Ley de Higiene Menstrual ya pasó el primer debate, no se conoce de fémina alguna en el planeta Tierra que no se preocupe de su higiene menstrual, en último caso sería una actividad educativa más efectiva para que los Ministerios de Salud Pública y Educación lo pongan en ejecución de un solo plumazo. El presidente de la República lo puede hacer por medio de un simple Decreto.

Como los huevos están de moda y los huevones cada día tienen más poder, en el momento menos esperado y considerando la igualdad de géneros, a cualquier otro desahuevado se le ocurrirá presentar un nuevo proyecto de Ley para la higiene del huevo.

¡Ya basta! , hasta cuando el Ecuador se sigue despedazando en una guerra interna que un gobierno inútil la está perdiendo y los padres de la patria le dan más importancia al ciclo de menstruación de las ecuatorianas; más productivo sería que los asambleístas mal llamados padres de la patria se dediquen a discutir y promulgar leyes que coadyuven a un desarrollo sostenido y confiable, vivir en paz y producir lo que el mundo necesita, pero sin ofrecimientos incumplibles, producto de las huevonadas acostumbradas.