Opinión

QUE DURO ES CAMBIAR EL CHIP

Patricio Zuquilanda

 

 

 

Los Gobiernos nacionales o municipales y empresas públicas y privadas que no hacen transformación digital, podrían correr el riesgo de convertirse en entidades caducas y hacer mucho daño a la gente:

Anteriormente propuse el «Trabajo Flexible» en cuanto a contratación por horas que es lo ideal; ahora vuelvo a la carga con todo lo que en el mundo actual se llama: FLEXI WORK; TELEWORKING, OPEN TALENT; SMARTWORKING.

No inventemos nada; hagamos una reforma similar a la de otros países más adelantados e incluyamos en el Código Laboral una disposición que introduzca el TELETRABAJO «como una forma de organización laboral de actividades remuneradas, utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación- TIC.»

El Teletrabajo, no requiere presencia física en un lugar específico; inclusive, se puede hacer un sistema mixto; todo lo cual favorece el ahorro de dinero en transportación por ahorro de combustible y menor contaminación.

En el tema de la salud, menor stress, mejor alimentación, tiempo de ejercicio, mejoría del uso de la relación familiar y, en las instituciones y empresas, ahorro de costos operativos etc etc.

En resúmen, las estadísticas en países desarrollados han reflejado que ésta modalidad de trabajo, aumentó el 50% la productividad.
Lo que propongo, es añadir otras formas de trabajo en lo público y en lo privado.